03 octubre 2011

Martillazos en la cabeza


(Entonces? Qué tengo? Sinusitis?, algún “parasito asesino”? (Lu… creo que tienes que bajarle tu dosis a Discovery Channel), es tal vez el bicho “del chicharrón”? (no recuerdo el nombre del fucking bicho ese pero es el de la maldición de comer cerdo baraaaaato), al final es un alien? Qué es!!!!!)

Frente mío, ajena a mis preguntas mentales, la doctora se dedica a escribir y escribir sin siquiera darme una miradita: ya me toqueteó un seno (ejem… lo que tengo es dolor de cabeza.. DE CABEZA), ya me vió las amígdalas (que parte de cabeza no está captando), me manoseo la pancita y me preguntó si tenía algún “retraso” (ah… por la p…. oesía!!!!); y ahora… ajena a todo solo escribe y escribe.

Paso la mirada por la oficina/consultorio de la doc. llena de diplomas, completamente impersonal: ni una foto de hijos (as), del perro, del novio o tal vez de ella, ningún adornito que me haga sentir que tiene una vida al margen de inspeccionar “extraños” 8 horas al día.

Miro por la ventana hacia el patio/parqueo de la clínica, me pregunto si todos los doctores son así, tan dados al “suspense” y si su silencio significa que lo que tiene para mí son buenas o malas noticias.

Escucho de fondo el sonido del teclado de su compu mientras mi cabeza quiere explotar.

La doctora gira la silla, me mira, mira su reloj pulsera, vuelve a mirarme y se queda en silencio. Pareciera que espera las fanfarrias predecesoras a “la noticia”.

Ya al borde del nerviosismo carraspeo un poco y entonces, al fin dice algo:

- Tienes cefalea tensional

Creo que jamás en mi vida me sentí tan Homero Simpson, y es que no tengo la más mínima idea de cómo sentirme: Feliz? Triste? Pero que fuck es cefalea tensional?.

- Es decir…? - pregunto a la doctora
- Es decir Lucybel – responde mientras limpia sus lentes con el borde de su blanco guardapolvo – que eres como una olla a presión a punto de estallar, estas muy tensa, MUCHO MUY diría en realidad y que tienes que bajarle al stress, soltarte, tomártelo con calma o como le quieras llamar. Por lo pronto te pones dos inyecciones y mañana seguro estarás 100% mejor. Pero… tienes que relajarte.

Eso pasó la anterior semana. Hoy en el aeropuerto, después de dos días de cielo azul pastel, de torta de nuez, de Illimani Púrpura de noche y de día (bello el libro, 100% recomendable), de lamidas de 4 perritos disputándose mi regazo; pienso: tensa de que?

Ok, convengamos que a veces me emputa (sorry por la palabreja) el no haberle dicho a muchos muchas cosas:

- Oye tu, el dizque progenitor: nop, no fuiste ni de lejos el mejor, ni el regular. Simplemente NO FUISTE, y cada vez que repites mentiras al respecto me trago las ganas de gritarle al mundo que no es así.
- Ah… Innombrable, pero que pulga te picó conmigo?, porque tuviste que ser TAN ASÍ?, me miento diciendo que no me importa tu suerte. Me gustaría aceptar que en realidad deseo que te vaya MAL, pero … eso no es políticamente correcto… (aunque es lo que siento)
- Debí decirles lo que sentía a varios chequeos mios (al menos a dos), lo que realmente sentía, lo mucho que anhelaba estar con ustedes, lo mucho que significaban para mí , debí hacerlo porque hoy son capítulos inconclusos y como tales aparecen en mis sueños y lo seguirán haciendo por el resto de mi existencia (si, porque nadie puede retroceder en el tiempo para ponerle un THE END a la historia, porque simplemente sus tiempos ya pasaron). Pero fui una cobarde de cabo a rabo y solo deje una nota tras la propaganda de un concierto de rock: “como sol comiendo fuego”, a uno; y un “quiero ser libre contigo” en el bajo electrónico a otro.
- Religiosos (cristianos, testigos de jehova, evangelistas y etcs)... me revientan!!! Y no soporto su hipocresía. OJO NO AQUELLOS QUE CREEN EN DIOS, sino aquellos extra fanáticos que se golpean el pecho y juzgan a los demás a nombre de una religión teniendo una cola de paja kilométrica.
- Amor, debí dejarme de orgullos y poses y decirte que no importa, que en realidad tengo heridas emocionales que sangran al menor raspón, que ni siquiera es tu culpa, si no culpa de muchos el que a veces me duelan algunas actitudes. DEBÍ HACERLO pero ser “sinceramente débil” no es lo que se espera de una chica del siglo XXI… menos de una rockera.
- Y hablando de rockera… a toda la “escena rockera” que cree que el rock es “moda”. AMO EL ROCK pero eso no quita que aprecie otra música o me gusten otros colores en ropa al margen del negro. Eso no me hará menos rockera … (ah.. eso quise decir tantas veces).

(Atención, BOA anuncia la salida de su vuelo 014 con destino a la ciudad de Cochabamba, por favor acceder a la pista por puerta número 10)

Me pongo en la fila y me re pregunto: tensa de que?

Sonrío, tensa no… cobarde y es esto lo que me está pasando factura.

Presumo que hay cosas que se deben decir en su momento, cosas que se deben hacer en su momento, cuando es preciso, cuando se debe, dejando de lado el qué dirán y la diplomacia revestida de debilidad a la reacción del otro. Presumo me falta un mucho de “no me importa” y me falta un mucho de “filosofía rockera”... aún.

Presumo también guardé mucho grito y llanto y sopapos QUE DEBÍ DECIR, QUE DEBÍ DAR, y los guardé en mi cuello, mis hombros y mi espalda que se hallan contracturados a la enésima potencia.

No me alegra enterarme, a esta altura de mi vida, que aun soy prisionera de algunas poses sociales y líos personales.

Bueno, al menos me di cuenta y no quiero eso en mi vida. Quiero ser libre de tanto auto sometimiento, de tanta cobardía…. y de esta estúpida cefalea.

POR ESO HOY… y para empezar… me dedico esta canción.



PD1: "Ohhh, si hay algo a lo que me aferro,
y que me ayuda a pasar las noches.
Es que no voy a hacer nada que no quiera hacer,
Voy a vivir mi vida.
Brillando como un diamante, rodando como los dados,
Parada en la cornisa, mostrandole al viento como volar.
Cuando el mundo se me tire a la cara,
Le diré: Have A Nice Day"

PD2: Como es que esa chica puede pasar entre Bon Jovi Y Richi Sambora asi nomás??? YO ME HUBIERA DESMAYADO!!! jajajajaja

19 agosto 2011

Cumpleaños


El Balance es el siguiente:

Sigo amartelada por mi La Paz adorada, pero ya le encontré el gusto a esta Cochabamba demasiado soleada, demasiado colorida y demasiado cumbiera (a veces).

Siento que soy un poco mas madura, lo descubro cada vez que sonrío ante las insinuaciones de los demás, o cuento los malos ratos que tengo como "chistes de café" a mi amiga Strawie. Al parecer... estoy aprendiendo a vivir (ya era hora).

Eh pasado la etapa en la que me vestía "buscando" una identidad (toda de negro y solo de negro) porque... AL FIN ENCONTRÉ lo mio. Soy Ale-Lu y como tal mi identidad no está definida por la moda de los chicos que comparten mi gusto musical.. sino por mi. Hoy ando de negro... y blanco y café y los colores del arcoiris y eso señoras y señores... no me quita ni un apice de rockera... ni un poquito.

Sigo opinando con demasiada honestidad y muy poco tacto y solo para variar esto me llevó a tener algunos encontronazos. En fin... no me siento mejor por ser así (debería ser mas polite) pero es algo en lo que vengo trabajando.

Me siento feliz siendo Alejandra y todo lo que implica: geógrafa, drama queen, fanática del palillo y la cocina, sensible ante noticias de perritos (los demás animales no se bien porque... pero no me conmueven tanto... los humanos menos), obsesiva con el cabello y la secadora, fanática de Fito Paez y el rock argentino... enamoradísma de Boris (el genio de sistemas informáticos).

Me siento feliz siendo Lucybel y todo lo que implica: escritora de blogs, chica de lengua filosa, fanática del origami y la joyería artesanal (hecha por mí), sensible ante noticias de profecías cumplidas, fantasmas y posesiones demoniacas, obsesiva con las minis y la lencería tipo Moulin Rouge , fanática del Heavy Metal y el Trash... enamoradísima de "BO" (el hacker nro. 1)

mmmm, si... creo que fue un buen año.

Aprovecho y doy las gracias a todos los que me ayudaron a madurar... de a buenas y de a malas. Hoy soy lo que soy por todos ustedes.

Ah... mi auto regalo!!!!. A veces, cuando las circunstancias se tornan adversas y me vienen las ganas de llorar de rabia-impotencia, necesito de este tema para recordar que .. NO ES PERSONAL LUCYBEL...

"La ciudad es una jungla y hay que aprender a sobrevivir en ella"


08 agosto 2011

Missing ...


Me explota el corazón como solo suele pasarme en conciertos de rock.

(Pero este no es un concierto de rock).

Se multiplican los sentidos (del 6to al 100mo. se prenden como lucecitas de navidad) y me lleno de vitalidad… respiro hondo, me arreglo la chalina y entro a la XVI Feria del Libro de La Paz – Bolivia: mi lugar y tiempo favorito, mi culposa adicción, mi droga favorita.

Como siempre no sé por dónde empezar razón por la que me dejo llevar por el mar de gente, por el turbión de “freaks” (gracias Dios!, los llamados freaks por leer somos muchos en La Paz) que se deslizan de stand en stand tratando de abarcarlo todo, de llevarlo todo, de respirar un poco de polvo de papel y tinta impresa.

Trato de ubicar a mi hermano que perdido en la multitud grita mi nombre.

- Ya encontró algo – pienso mientras voy a su lado.
- Esta no tenemos – me dice y me pasa un libro de King.

Lo tomo entre mis manos, acarició el celular de la portada.

Como todos los años la meta es la misma: Terror, algo de escape, de science fiction, de realidad no tan real, de vivir otras vidas a través de otros personajes, de gastar mi imaginación, de mutar en cientos de lugares y estilos de vida.

Fugar.

Unos usan LSD (o la droga de su elección), yo uso los libros.

Si bien esta vez me prometí no ser tacaña con los libros la idea es no decepcionarme, es no sentir que perdí “tiempo” al leer un libro, sino todo lo contrario, es ese el porqué de mi elección, del tiempo que tomó en la decisión, de la duda con el libro en las manos y el ceño fruncido.

- Demos una vuelta – le digo y dejo el libro en el estante no sin antes asegurarme de que a mi vuelta (en lo que tome ver stands de la feria) aún lo encontraré.
- Me asegura que tiene más? – pregunto por 3era vez a la encargada/promotora/come libros de “El pasillo” y a pesar de que pacientemente vuelve a decirme que si, me voy del stand con un peso en el alma.

En la esquina del recinto mi hermano insinúa un “debimos comprarlo” que me termina de partir el corazón.

Retrocedo mi caminar por el laberíntico recinto repleto de libros, salto de Martinez-Achini, al YachayWasi, a Santillana, a Lectura y freno en seco.

- Es uno de Fuguet? – pienso mientras subo las escaleras a velocidad.

Y entonces encuentro “Missing” (una incongruencia genial!).

Missing....

Si algo reprocho a mi forma de ser, en mucho, es ser poco temeraria, dudar de lo que pienso y por lo tanto no decir del todo, con puntos y señas, con la claridad que se merece lo que REALMENTE creo respecto a algo o alguien.

Quiero pensar que me queda un poco de “polite”, que no soy tan torpe, que aún me interesa el qué genere mi comentario en la otra persona pero eso no deja de ser una forma de “cobardía”.

Lo sé

Tal véz por eso me tragué Missing como hace mucho no me tragaba un libro, de una vez, sin pausas, leyéndolo hasta el amanecer, porque simplemente no me la creía.

Y es que la verdad cruda, la verdad sin tapujos ni revestimientos, la VERDAD siempre me supera porque la verdad es valentía y a mí, ésta, a veces me falta.

Leo Missing y me pregunto si es real, si es posible que “alguien” pueda llenar un libro con verdades propias y salir ileso, si es posible “novelizar” una vida real y cercana y palpable y sentida sin que llegue a ser un autosabotaje, un asesinato en prosa.

Me llega Missing y me llega por partida doble porque yo también disfruto huir, pero ni tanto, porque una vez que estoy lejos solo pienso en regresar y me siento ajena.

Me llega Missing como todo lo de Fuguet no porque me sienta “como él”, sino porque leerlo es leer alchicosudamericanoclasemediaquefuealaU (así de una), a aquel chico que vivió entre los 80 y los 90 y los 2000 y que como tal tiene más preguntas que respuestas. Fuguet solo nos retrata al retratarse, leerlo es leernos, siempre fue así: de Mala Onda a Aeropuertos.

Verdadero, así es Missing,

Thanxs Fuguet, tanta novelada revelación es 100% inspiradora.

Invito a leer el libro, es simplemente increíble. Mmmmm se me ocurre que Carlos (el protagonista) bien pudo haber cantado algo parecido si hubiera tenido 18 en los 90's, también se me ocurre que la existencia de esta canción se debe a que muchos (especialmente de los 90's para acá) nos sentimos como él.



PD: Entre los libros comprados tengo Cell de Stephen King (si si, lo compré)

22 julio 2011

Barbie girl


Hoy Barbie me choca, hoy se me hace más antipática que nunca: con su eterna sonrisa, con su largo y rubio cabello, con su pinta de “no mato una mosca” (y la mirada de que le hicieron una lobotomía) que no es creíble.

Barbie me choca por qué en el fondo no hace nada, ni sirve que la vistan de Barbie vaquera (para vestirse de cowgirl y buscar un hacendado rico), de Barbie profesora (jajajajajaj), de Barbie Doctora (a lo mucho debe ser cirujana plástica) y ahora de Barbie “Computer Engineer”. NO HACE NADA y si logra algo no es merito de lo que lleva adentro de la rubia cabecita, de sus razonamientos lógicos, si no de otras cosas (no quiero entrar en detalle sobre “que” cosas).

Hoy Barbie me choca porque como muñeca es relativamente pasable, pero de carne y hueso no.

Me explico:

Cuando la opinión de una extranjera (norteamericana), recién egresada de la universidad, completamente incapaz, inepta para el trabajo, y encima arrogante, inmadura, y grosera… VALE más que la opinión de 10 expertos ingenieros (pero bolivianos), con años y años de experiencia, me surge una pregunta:

QUE MIERDA ESTAPASANDO?

Son las 5 de la tarde y después del shock inicial (que sumaba un poco de pena, un poco de “no me lo creo”, un mucho de rabia) me entran n dudas.

• Entonces si es verdad que cualquier imbécil “extranjera” pesa más que un buen profesional de mi tierra?
• Entonces es cierto que para ser alguien en este mundo es necesario: nacer en USA, ser rubia, ser fácil … y listo?

La indignación lleva un sabor amargo que hoy hace que todo lo que coma me sepa a limón. La indignación me corroe más y más mientras la veo sentada destrozando un producto (el trabajo) de mucho esfuerzo con comentarios estúpidos. La indignación me supera cuando la escucho campante hablar de sus vacaciones en Brasil mientras acá la gente (su gente supuestamente, sus “dizque” empleados) se mataban tratando de cumplir fechas, de llenar el programa tratando se satisfacer sus “atinadas” sugerencias. La indignación me desborda y solo cuento los minutos para salir de la oficina, para huir de lo injusto que se me hace todo esto, de lo “profesional de medio pelo” que me siento hoy (al ponerme en el zapato de mis compañeros) al caer en cuenta que mis estudios, mi experiencia… no sirven de nada.

O si sirven… sirven para que una gringa sin experiencia alguna agarre el trabajo de muchos, lo manosee, lo utilice de papel higiénico (que luego tendrán que limpiar los profesionales de mi tierra hasta dejarlo como nuevo) y luego lo presente como obra suya… si está bien, y como “la mierda que hacen estos bolivianos” si está mal.

Si, sé que el objetivo de tener una empresa gringa en mi país es que somos mano de obra barata. Lo sé, lo entiendo y asumí el papel de “profesional a quien le pagan menos a que una mesera en California” hace tiempo. De ahí a que sea rastrera a una gringa de m*erda… es otra cosa.

Hoy el lio me roza, no me toca, los que están a su cargo la van a tener que aguantar. Pero no por eso dejo de indignarme.

08 julio 2011

Pasajera en Trance


En media hora más voy a La Paz.

Con frío sip (dicen que el frío es tal que congela las palabras apenas salen de la boca).

Correteando del trabajo al aeropuerto, sip (tan ajetreada como cuando vivía en La Paz, donde no se conoce de descanso, donde el ajetreo y el movimiento es constante).

Dejando al novio por unos días, sip (pero alejarse es saludable, es extrañarnos hasta el infinito para volver más enamorados, para abrazarlo más fuerte y ahora sentirme en casita cuando estoy entre sus brazos).

En media hora más voy a La Paz.

A respirar ROCK, a caminar sus embrujadas calles, a llenarme de chalinas y chamarras para recorrerla de punta y punta y rodearme de mi familia, de mis perros, de mi gente que sé ... me extraña, que sé ... me quiere.

Vuelvo a La Paz como cada dos semanas con una absoluta y sincera razón: La Paz me llama, como lo hace con todos los valientes que osamos dejarla. La Paz me llama y es este amor el que me tiene viviendo entre aeropuerto y aeropuerto, pasando tickets, viviendo dos realidades (una muy fría, una muy cálida).

Y este “trajín” el que me tiene aun más enamorada.

Será que es cierto lo que dice Charly… “ un amor real es como vivir en aeropuerto”

04 julio 2011

2 : 50


El ruido me levanta.

Es como el roce de algo (tela?) contra la pared, un roce breve y pausado, muy tenue y sin embargo… diferente. Tan diferente que logra levantarme y ponerme alerta.

Un frío sudor me recorre la espalda, quiero creerme el cuento de que lo escucho es producido por un gato, o por alguna rama, pero en el fondo sé que no es así.

Calculo mis posibilidades: pedir ayuda a gritos, esconderme, huir y llego a la conclusión de que solo podría ocultarme debajo de la cama. A esta altura gritar solo acelerará el desenlace, y huir ya no me es posible.

Lentamente me escurro a través de la sábana, me deslizo fuera de la cama y voy a dar al suelo solo para caer en cuenta que olvidé un detalle importante. Mi cama llega con la madera hasta el piso.

En ese momento el ruido cesa de golpe.

Miro el reloj tratando de adivinar la hora pero la oscuridad es total y solo distingo lo poco que puedo ver con la iluminación del farol de la calle. Creo que son las 2:50 de la mañana; me aferro al dato no porque tenga algo de utilidad, sino porque siento miedo y necesito pensar en otra cosa.

La puerta de mi habitación se abre casi sin sonido y entonces… “eso” entra.

A los pies de mi cama fuerzo la vista pero no distingo más que una sombra negra con silueta de hombre (o mujer?) que se aproxima hacia mi. La sombra tantea el aire y al moverse deja una estela de perfume… delicioso.

- Debe ser una mujer – pienso – que rico perfume, es exquisito.

Sacudo la cabeza y me reprendo mentalmente por ponerle atención a un dato sin importancia.

(“Algo” entró a mi habitación, algo me está buscando, mi instinto me indica que es algo malo, malo, MALO!!!!!)

Cegada por el miedo trato de gritar pero ya no tengo voz, me repliego lo que puedo al borde de mi cama tratando de alejarme lo más que pueda de “eso” que ya está a centímetros de mi, tanteando el aire, tanteando mi cama, buscándome.

Siento su mano en mi cabello, la siento en mis hombros instándome a levantarme, siento su tacto suave y aterciopelado en mis manos y me siento completamente débil, sin voluntad.

Quiero prender la luz, quiero verla (es una ella, sé que es ella) pero su mano me detiene. Su movimiento no es brusco, no es rudo, es suave… tan suave y etéreo que quiero llorar y reír y al mismo tiempo me inspira miedo y repelús. Tengo tanto miedo que mi mente gira sin control, que por dentro mi sangre es agua helada, paralizante.

“Eso” arregla mi cabello y lo acomoda tras mis hombros. Mis ojos que poco a poco se acostumbran a la oscuridad ven el perfil de su nariz (perfecta) y el azulado destello de un hermoso e infinito cabello.

Se inclina hacia mi, siento sus labios en mi hombro en un beso dulce, tan dulce y morboso a la vez, tan dulce y embriagador como repugnante.

En un último esfuerzo la alejo un poco y entonces me mira a los ojos.

Y grito.

Grito lo más que puedo, GRITO con todas mis fuerzas, grito muerta de miedo.



El grito me despierta.

- Vidita! – dice mi novio al lado mío, medio en reproche y medio dormido mientras se re acomoda y vuelve a dormir.
- Lo siento, tuve una pesadilla – le digo a modo de excusa mientras siento el corazón latir a mil por hora.

Me quedo sentada. Tengo la frente perlada de sudor y las manos heladas.

Tengo también la certeza de que huí de algo, de que me salvé por un pelo.

- Fue solo un sueño Lucybel – me digo mientras observo el reloj del televisor cambiar de 2:50 a 2:51
- Fue solo un fucking sueño – me vuelvo a repetir y me froto el hombro donde aun siento “su” beso quemándome la piel.

Me quedo en vigilia mientras lagrimeo un poco, no sé si de alivio, no sé si de miedo.

Aquella cosa me miró y al verla… ví que era yo. Era yo embellecida al extremo, perfecta y de una maldad fuera de este mundo.

.... era yo.

09 junio 2011

En la ruta del Tentempié

Estuve en el dilema (muy personal, muy mío), de ir o no al concierto de Charly García y es que hoy por hoy para mi representa: pedir permiso a la ofi, pasajes ida y vuelta en avión desde una Cochabamba muy linda pero … 0 rockera hasta mi amada La Paz Rock City, y claro… el correteo que implica llegar al concierto al filo de la hora (casi con maletas en mano).

Bien… entonces me preguntaba: Charly lo vale?

La respuesta me vino en una canción que casualmente no es de lo que muchos consideran “su mejor época” (allá en los ochenta) si no una creación del 2009, de un Charly que ya muchos daban de baja, que muchos habían vapuleado hasta el hastío y que era motivo de mofa más que de admiración. La canción proviene de un Charly que YA NO DEBERÍA HACER NADA (según muchos), y sin embargo y siendo que tiene más de 50 años de vida, que pasó por n rehabilitaciones (muchas frustradas), que lleva una continua pelea con demonios internos que “no le dejan salir” (disfrazados de crisis de nervios, paranoia, cuadros psicóticos de diferentes nombres y estilos) aún conserva la GENIALIDAD que hizo que se lo llamara “el padre del rock en español”, el precursor de lírica pura, sencilla pero profunda.

Lirica llena de ironía, dulzura pero realismo crudo y sencillo, vivencia propia y vivencia de muchos, todo junto, todo enreverado y es que la lírica de Charly es casi tan bipolar como su creador que bien puede ser blanco y negro (como el bigote) al mismo tiempo.

Entonces… Vale la pena?

Hoy, ahora, que me siento una perdedora, que tengo el cansancio de la “pulseta perdida”, del autogol, del optimismo de tener una buena mano y perderla frente a una carta de bajo valor… HOY me pega este tema y le pregunto al vacío:

Ché! Si te pones la camiseta, deberías saber porqué ... aunque digas que no me meta deberías saber porque te vas…

(deberías saber si te enojas por buen motivo o no… deberías)

Ché!, si es que entrante a mi apartamento, deberías saber porqué … es muy fácil decir lo siento, es muy fácil sentirse bien…

(es muy fácil, son solo dos palabras)

Ché, si en verdad me tomás en serio, deberías saber porqué …

Vale la pena?

Respuesta: Si!, claro que si. Cuando una canción tiene la suficiente fuerza para volverse parte de la historia de uno es necesario, es preciso ir (si se puede).

22 de julio, allí voy aunque me quede sin un centavo y le dé “vueltas a la heladera y solo quede un limón sin exprimir” (Buscando un Símbolo de paz); aunque La Paz Rock City se halle convulsionada y “cerca de la revolución (el pueblo pide sangre), cerca de la revolución (yo estoy cantando esta canción que alguna vez fue hambre)” (Cerca de la Revolución); iré porque “yo fui educada con odio y odiaba a la humanidad” y fue gracias a genios como Charly que sigo acá “aunque siga sin entender y todavía me sienta un anormal” (Demoliendo Hoteles), SI VOY! porque rodeada de tanta música intrascendente (por decir lo menos) ya “estoy verde… no puedo pensar, no puedo vivir, no puede sentir” (Estoy Verde) NECESITO ROCK!!! y si bien la salida fácil es mutar y confundirme con este entorno.. yo “ya no puedo parar, ya no tengo dudas… gozar (con la música de Charly) es tan parecido al amor (Funky) y es que no puedo… simplemente “no me banco las hormigas, yo me vuelvo a la ciudad” (El Rap de las Hormigas)

Iré porque “yo soy de la cruz del sur, soy el que cierra y el que apaga la luz” (No voy en tren), porque “todo el tiempo vivo en éxtasis” (La ruta del tentempié) con su música y por lo tanto puedo (al igual que muchos) ver la genialidad tras la locura de Charly.

Charly… ahí nos vemos!

23 mayo 2011

Posesiones y exorcismos


Enredada en los brazos del novio es un poco difícil creerse el cuento de que existen: vampiros, monstruos, asesinos en serie… el demonio.
Presumo es por eso que, esta vez, “El Rito” (película de Mikael Hafstrom) no me pegó tan duro.

No tuve sobresaltos, no se me puso la piel de gallina, no se me revolvieron las tripas ni se me pararon los pelos de la nuca.

Tras la escena final y el bostezo de mi novio (creo que estuvo dormitando algunos momentos durante la peli) decido que hubiera sido mejor volver a ver (por enésima vez en mi caso) Detroit Rock City y es justo cuando las palabras van dando forma a la frase en mi mente que, caigo en cuenta que tal vez el sentido de la película no era inspirar un terror visceral, un terror irreal Hollywoodense, sino algo más…

Recuerdo que en una charla sostenida con un amigo curita (hace ya tiempo) al preguntarle sobre si el demonio existía o no, tuve una de las respuestas más claras que jamás pudiera tener al respecto:

- Lu, el demonio existe, algunos lo llaman Lucifer, otros Belcebú, otros Microsoft (jajajajaja), yo lo llamo maldad y es que en resumen es eso: es el mal y donde veas una acción mala, con intención de hacer daño por hacerlo, entonces… allí verás al demonio.
- Mmmmm, por como lo planteas el demonio no suena como algo “palpable”, creíble… mmmm y entonces los exorcismos? No se supone que allí se mete un demonio tal cual?
- OJO Lucybel, el que no puedas tocar al demonio no implica que no exista. Es como Dios, es como el amor, lo sientes, sabes que estás enamorada pero no ves el amor. De igual forma hay… reacciones, acciones en contra de uno mismo no “naturales” y es más puede que uno se dé cuenta de estas acciones: ganas de morir, que solo piense en hacerse daño o en hacer daños a quienes ama. Creo Lucybel que es cuando uno se ataca a sí mismo, cuando se autosabotea, cuando la maldad intenta autodestruirlo que… hay alguna injerencia maligna.

Ruedo en la cama y volteo hacia la pared. Me viene a la mente una frase de la película y me pregunto si alguna vez…. yo hubiera llegado tan lejos.

Me explico:

El Innombrable es un episodio en mi vida que tuvo un desenlace demasiado duro de soportar (aquellos que ya leyeron sobre el innombrable... favor saltar el un párrafo jajaja).

No solo me lastimaron psicológicamente (quedé con la idea de que era “la quinta rueda”, “lo segundo después del perro”, algo completamente prescindible… para cualquiera) , sino que quedé tan cansada por todo (por cargar con la relación YO sola, por buscar solución a algo que estaba por demás lejos de tenerla, por tratar de mutar a lo que él decía querer) que al final el hastío se sobrepuso y me superó.

Y entonces, creo, me deprimí.

Y digo creo porque he visto gente seriamente deprimida, vi casos que rayaban en lo extremo y tampoco llegué a tanto. Pero si me sentía inmensamente triste y con el valor de 0 en absolutamente todo.

Y me odié, porque en mucho sabía que la relación se fue al caño por culpa mía, en un 50%. Y me odié más porque NO DEBERÍA sentirme mal ya que "SU" 50% fue pura maldad. Fue ser cruel conmigo, a propósito, adrede.

Hoy por hoy y en un menor rango, sé que el odio hacia mí misma, la depresión (no sé si llegué a ella pero… en camino si estuve) era algo muy ajeno a mí. Yo no suelo ser triste ni por casualidad.

Un día de esos (a las dos semanas de haber terminado definitivamente con el innombrable) mientras escuchaba por enésima vez un tema que me gusta mucho (de los Vilma Palma) y que muy en el fondo (y malvadamente) deseaba él la escuche y le duela tanto como a mí (que me la dedique, que se sienta solo sin mí y la pase mal), de pronto… escuché la canción y ya no lloré más y me di cuenta que algo se había ido de mi: la tristeza, el dolor y el odio que sentía (odio hacia él pero mucho más… odio hacia mi). Si, aún sentía algo, pero no en la dimensión de antes.

Eso pasó el 2005.

El 2007 llegaron los Vilma Palma e Vampiros a La Paz. Hasta ese entonces mucha agua había corrido entre el Innombrable y yo: me buscó, lo evadí, se casó, embarazó a su esposa, me volvió a buscar, lo volvía evadir, me dijo que se mataría, lo evadí por 3era vez y ya no me buscó más.

En julio del 2007 (según ticket del concierto al que fui) los Vilma Palma cantaron “Verano Traidor” y con este tema, que había sido escuchado hasta el hastío un verano del 2005, que había sido llorado con mucha bronca adentro mío dos años atrás, AL FÍN Y PARA SIEMPRE, ese 2007, se iba el Innombrable de mis sentimientos y se volvía : anécdota, cuento para los nietos, moraleja para las parejas, película cómico romántica, etc. etc. etc.

- Que bello Lu – me decía mi amiga en el concierto y al voltear a verla vi de pasadita en una mesa al Innombrable, solito con el vaso en la mano.

Fuera de lo pensado... no sentí ningún rencor, ni rabia, tampoco pena... en realidad no sentí nada. Desde entonces no lo volví a ver más.

Ahí terminó mi “exorcismo” y dejé de sentirme mal conmigo misma y con él. El miedo, el odio, la frustración, eso que de a poco se fue disipando en cuestión de dos años tuvo un fin el momento en que escuche “Verano traidor” y ya no sentí nada hacia nadie. Ya solo me dió por cantar entre risas y chillidos un tema que es 100% precioso.

Aún hoy me pregunto qué hubiera pasado conmigo si hubiera permitido que los sentimientos negativos me hubieran copado por completo y es que casos vi donde la depresión llegó a suicidios o a situaciones aún más extremas.

Es eso estar poseído?.

- Uno de los primeros síntomas de una persona poseída es la depresión – decía Lukas (cura exorcista de “El Rito”)

Mi novio se mueve al lado mío, siento el calor de su cuerpo y el ritmo acompasado de su respiración y otra vez se me hace lejano e irreal el mal y todo lo relacionado a este. Abrazo al novio que semi dormido me atrae a su lado y dormito entre posesiones y ritos.

- La otra señal Lucybel… es la precognición
- (ya callate subconciente!)

17 mayo 2011

Viernes 13

Mi mejor amiga ahora es parte del cosmos, de la energía que nos rodea, es parte del aire, del suelo, del lago más alto del mundo y del verde salvaje del norte de mi La Paz amada. Es también parte de mi vida y no solo el mejor recuerdo sino por siempre y para siempre MI MEJOR AMIGA.

Y es para ella esta entrada, para que desde donde sea que esté sepa que hoy por hoy me divierto por dos, que hoy por hoy salto y brinco con ella siempre a mi lado, siempre de rojo encendido, siempre de cabello largo entre rojo y negro (más fanática del rojo Pa!), que hoy por hoy la siento más cerca a mí que nunca: cada que sonrío con sinceridad, cada que escucho música bailable, cada que veo un gato, cada que alguien me dice algo bonito. Pa te extraño como nunca, en serio, pero te siento en mi y eso si bien no hace que deje de extrañarte, sirve para jamás olvidarte.

VIERNES 13

8:30 De volada al auto y a punto de tirar mi bolso en el asiento… me dice el novio:

- Se me pinchó la llanta!.

Miro el cel (soy de las que usa el cel como reloj) , lo miro a él, me rasco una oreja y suspiro.

- Y ahora? - pregunto
- Vámonos en taxi, ojalá pesquemos uno, ojalá no lleguemos tarde, ojalá no me multen – me dice él mientras toma mi bolso y salimos a la calle.

Quiero preguntar posibles hipótesis de la pinchada de llanta pero el ceño fruncido del novio me da a entender que no es buena idea.

- Te parece si volvemos antes y cambio la llanta por la de auxilio? – me dice él a tiempo de subir al taxi.
- OK –respondo y mentalmente me felicito el tener listo mi trabajo para el día de hoy (tranquila Lucybel… lo tienes todo listo… planificado para no estar en ajetreos)

Ah…. hoy es especial, me espera una noche llena de música y Fito… y Fito y Fito y Fito y Fito

11:30 El trabajo es re ligero y es que de forma previsora (hoy tengo que irme temprano si o si o me deja el avión) lo hice casi todo ayer. Miró el reloj y presumo es hora de volver a casita, ver lo del auto, comer algo rico y si da el tiempo meterle una siestita. Cumplidita como me enseño mi madre (nerd como diría mi novio) voy a la ofi de mi jefe para decirle que me voy a almorzar, que lo veo en la tarde.

- Y los vídeos Lucybel? – me dice
- Ya están listos, te los doy en la tarde – respondo
- Noooo cómo que en la tarde?, dámelos ahora así los voy viendo
- OK

Media hora después, con el cabello al mejor estilo punk de tanto revolverlo, sudando tinta (textual) intento entender porque DEMONIOS ninguno de mis vídeos funciona en la máquina de mi jefe. Y es que funciona en todos… menos en la de mi jefe.

Al borde del llanto recibo un mensaje del novio.

“Nos vamos?”

Y me entra la taquicardia que se transforma en pavor cuando el jefe alza el celular y llama al experto en vídeos para que venga a las 6 de la tarde para “ayudarme” (6? Fuck!!!! Y mi vuelo?).

- Tranquila Lucybel… seguro son codecs, el Best Maker te va ayudar –me dice el jefe con una sonrisa de oreja a oreja.

Trato de responder con una mueca lo más parecida a una sonrisa y salgo de la ofi. En mi cabeza solo hay Fito y Fito y Fito y Fito?.

13:10 Asalto a la secretaria con una pregunta en forma de gritito estridente:

- Vi, tienes el teléfono del Best Maker?
(piensa Lu!... tienes que convencerlo de que te explique como demonios arreglas esos vídeos, ya nomás... ahora, now!)
- Haber –me dice mientras se toma su tiempo, se acicala el cabello, ordena sus papeles y finalmente toma el celular – si… lo tengo es el 789….

Lo voy marcando en mi propio cel a medida que voy saliendo de la oficina. Lanzo un "gracias!" final antes de cerrar la puerta y salir rajando al ascensor.

Llamo al Best Maker… pero nadie contesta.

Me llega un mensaje de mi jefe recordándome que esté temprano en la tarde. El ringtone de mensaje de mi cel es solo Fito y Fito y Fito.

17:35 Transformo lo vídeos a otro formato (no se ven taaaan claritos, pero se ven bien). Y entro a la ofi de mi jefe con la noticia de que YA TODO SE PUEDE VER… Pero él se encuentra en reunión. Me entra la duda:

Lucybel malvada: Vete nomás Lucybel!, tu ya cumpliste y ya es hora de salida, te va a dejar el avión. Y Fito Lu?... o no quieres escuchar a Fito?
Lucybel buena: Deberías al menos dejar un mail indicando que cualquier cosa la ves en la noche, no seas irresponsable.
Lucybel malvada: siiiii, con resaca va a estar haciendo vídeos!, es re desubicada la Lu buena… HAZME CASO Y FUGATE!

Tomo el bolso, apunto mentalmente tomar en cuenta las recomendaciones de la LU buena… pero a mi estilo (osea mando un mensaje y le digo que si tiene alguna duda puedo verla en fin de semana ) y marcho al aeropuerto.

Me espera Fito y Fito.

19:15 Llego a La Paz adorada…… después de corretear la pista de aterrizaje en Cochabamba (apresúrese señorita!!! es usted la última), de batírmela con los asientos (va a tener que sentarse donde pueda… tuvimos que cambiar de avión y la numeración ya no vale), de matar como 8 mosquitos con mi libro favorito (señores pasajeros, debido a las lluvias lamentamos comunicarle que el avión se halla lleno de insectos)….. POR FIN LLEGO, recojo a mi hermano de camino al concierto y en un solo apuro me siento en las graderías del Teatro al Aire Libre para, tan solo 5 minutos después, ver entrar al más fabuloso: compositor, músico, cantante, pianista, front man, del cono sur.

Por fin Fito.

Tenía una deuda conmigo misma, esta deuda era Fito y es que TENÍA que escucharlo, tenía que verlo, tenía que estar en un concierto de alguien que tuvo tanto que ver en mi vida, que entre canción y canción me ayudó a “remarla”, a seguir y no caer.

“Yo siempre viví en la boca del diablo, naciendo, muriendo y resucitando. El mundo está lleno de hijos de puta y hoy especialmente está llena la ruta…. NO VOY A MORIR DE AMOR” era la frase favorita de una Alejandra (aún no tan fuerte como para ser Lucybel) que intentaba juntar los pedazos de su corazón segura de que tuvo que haber algún error, que al amor no se le puede pagar con desamor, que no es lógico (pero no VOY A MORIR DE AMOR… NO).

“Me hice fuerte ahí, donde nunca vi, nadie puede decirme quien soy. Yo lo sé muy bien que aprendí a querer el perfume que lleva el dolor. En la esencia de las almas, dice toda religión, para mí que es el amor después del amor” decía otra Alejandra que entendía que podía existir el amor después del amor, que la capacidad infinita de amar era posible y entrelazaba sus dedos a los dedos de otro con la seguridad de que si no funcionaba, no sería el fin, porque nunca es el fin.

“Todo el tiempo estabas en un mismo lugar y bajo una misma piel y en la misma ceremonia. Yo te pido un favor que no me dejes caer en las tumbas de la gloria”. Pero… me dejó caer nomas y así terminó el capitulo del “Innombrable”: con una Alejandra mucho más fuerte (algo que se le agradece) y la certeza de que amar duele, pero nunca es para tanto, ni aun siendo un gran amor y es que al final ... solo quedaba dedicarle “dormir contigo es estar solo dos veces, es la soledad al cuadrado. Todos los sábados son martes y 13, llueve sobre mojado

- Te puedes operar nena, puedes cambiar lo que quieras, pero lo que no podés, lo que no podrás es cambiar eso que llevas en tu sangre – decía Fito y empezaba así el tema símbolo de lo que es en realidad amar: “Naturaleza Sangre”.

“Trate de salir, paré de sufrir, un hombre se hace fuerte cuando se decepciona. La fiebre pasó, la rabia también, la lógica por fin se nos deshizo en la boca, naturaleza sangre” y con esto nacía una Lucybel (para bien o para mal).

“Se me hacía tarde y ya me iba, siempre se hace tarde en la ciudad, cuando me di cuenta estaba vivo, vivo para siempre de verdad”. Pasé un viernes 13 de película, con tantos imprevistos, tantas soluciones inmediatas (como te exprimiste el cerebro Lu!), tantos correteos, y tantos “cumplir”: con el trabajo, con el novio, con una misma, en un solo día, que… solo podía haber una palabra al final de la jornada: QUE LLENA DE VIDA ME SIENTO!!!!! .

“Yo no sé donde va mi vida. Yo no sé donde va pero tampoco creo que sepas vos”.

25 abril 2011

ZZZZzzz


Son las 11:43 de la mañana y aun no me despierto del todo.

Estoy en la ofi y hasta donde tengo conciencia “creo” que estoy trabajando.

Trato de escapar a la realidad de mi somnoliento lunes y dirijo mi vista hacia el cuadro que adorna mi escritorio, cuadro que, valga la información, está ahí ex profeso. Su misión: alejarme de la realidad.

Una vez más me pregunto cuál sería la razón por la cual en aquellos tiempos (tan lejanos, tanto y tanto) llegarían a la conclusión de que el mundo estaba sobre 4 elefantes que a su vez se hallaban sobre una tortuga gigante que nada en un mar de leche. Cómo demonios llegaron a esa conclusión?

Ah… sueño…. y más sueño

Siento que la tortuga me mira y es su mirada anciana y llena de sabiduría la que me conmueve y me recuerda otra mirada muy vieja y mentalmente vuelvo al viernes y al frío de la noche y a aquella ancianita anónima que me mira y me dice en susurro: aquello que ves es idolatría, mientras señala la procesión de viernes santo.

Me siento atrapada en una mirada que vió mucho y que precisa compartir aquello que piensa y sabe.

No comparto lo que dice, pero no la contradigo porque sé que a diferencia de los “predicadores” que van casa por casa tratando de venderte el ATALAYA o de bajarte el largo de la falda, ella no me quiere vender nada, ella me está contando un “secreto”, su “secreto”, ella me cree merecedora de su sapiencia y entonces me la cuenta.

Agradezco y me voy y sus ojos me siguen, los ojos de la tortuga.

(bostezo ) sueño….

Otros ojos, húmedos ojos, se me vienen a la memoria y recuerdo mi charla con Reba. Reba y sus 23 años. Reba y su vivir en un país (acá con nosotros) que ni sabía que existía. Reba que está aprendiendo de forma acelerada y malvada y con demasiada carga lo que es trabajar en serio. Reba que sueña con bailar, que hace muffins para ganarse a los chicos del trabajo (me pareció tan “Legalmente rubia” la acción que, siendo que muchas de las bromas van justo a lo rubia y “tonta como todas las rubias” que puede ser, me re enterneció), que se rompe la cabeza tratando de entender y planificar y lograr cosas que logren expresiones como:“que chica más inteligente!”, “que excelente trabajo” sin lograrlo. Reba que se viste de rockera para caerme bien ("me puse una polera que presumo te gustará Lucybel"). Reba que llora en mi hombro porque TODO es demasiado nuevo, demasiado en solitario, demasiado pesado y a quien no se que más decir.

(su...e...ño...)

Me desperezo cual gato y decido que va siendo hora de un café, me levanto de la silla y la tortuga me dice: tráeme otro para mi Lucybel.

Me quedo tiesa en mi lugar y ya 100% despierta volteo a ver la tortuga.

Nada… sigue allí, quieta en el dibujo de mi escritorio.

Lucybel, va siendo hora que empieces a dormir en tu casa y no en el trabajo – me digo mentalmente y tras una risita nerviosa me voy a la cocineta por un café.

(Fucking imaginación).

13 abril 2011

Dioses Nórdicos

- No sé Lucybel... creo que a esta no vengo - me dice Strawy y en realidad la escucho como en sueños pues me hallo plenamente, completamente... en shock.

(Mierd... ya era hora que Thor tenga una película acorde a su talla), pienso mientras transcurre el adelanto de la última película "Marveliana" (del mundo Marvel Comics) en la pantalla grande y yo me adentro mas y mas a un pasado de mitología entreverada: De Zeus y Poseidón, de Thor y Brunilda, de Isis y Osiris, de Tezcatlipoca y Quetzalcoatl, de Inti y Wiracocha.

Me sumerjo en los ojos de Chris Hemsworth a quien el personaje le queda como anillo al dedo y me retrotraigo a mi primer nick en messenger: Brünhild (pretencioso es cierto pero soñar no cuesta nada).

Brünhild, la hermosa Valkiria rebelde, la mujer mas fuerte sobre la faz da la tierra, es además una historia donde, y ya en ese tiempo, la mujer tenía un papel preponderante, mucho más allá de simple doncella al rescate: no solo fue exiliada por rebelde, sino que TENÍA tal control sobre su propio yo, que en un mundo donde los varones daban a sus hijas al que mejor dote tenga, ella IMPONÍA sus condiciones para conseguir pareja pues no cualquiera entraba en su lista sino aquel que estuviera a su altura.

Me pregunto como demonios llegó a desvirtuarse el accionar de una mujer si es que se tejían este tipo de historias y personajes u otros parecidos ya que en la Mitología Griega por ejemplo la diosa de la sabiduría (inteligencia) era Atenea (mujer si es que no llegó el dato del género por el nombre) y de la Caza... Diana, y se supone que esta actividad es propia del género masculino.

Desde que momento se impuso el que la mujer era débil y para labores netamente domésticas?.

MMMMMMMM

Eso me recuerda a la versión light the Caperucita... y es que presumo por alguna razón (no Lu, no pienses que era para mantener a la mujer quietita) no les latía que caperucita se las apañe sola (como resulta pasa en la versión original) ... claro que no!!!! hay que meterle un... un... haber un... cazador!!! (hombre corpulento y fornido) que mate al LOBO, eso es mucho mas creíble... mucho mas conveniente.

Me cae una lluvia de pipocas.

- Lucybel, vuelve a la tierra ya está por empezar la película - me dice Strawy atragantandose de risa.

Mi mente deja de volar y vuelvo a la sala del cine, ya después podré seguir dándole vueltas a Thor y Brünhild y por supuesto a bajar el trailer de youtube e insertarlo a una entrada mía cuya única razón es mi eterno amor a lo fantástico, (que sería de mi sin la imaginación de otros, sin las historias, leyendas, canciones y productos n de las mentes mas locas de todos los tiempos, locas como la mía).



Con los primeros minutos de "El Rito" (motivo por el que estoy en el cine) se me viene a la cabeza la tonada de un tema que estuvo dando vueltas todo lo que va del mes en mi mente (que resultó ser, a esta altura de mi vida, un cerebro lleno de pensamientos demasiado optimistas, crédulos y confiados) .

Fucking arpías!!!! , en fin, tal vez el abuso y la mala onda que me rodeo este mes sea culpa mía y es que,
como dice Virus, a veces las frases deben ser menos "polity" (políticamente correctas) y ser más viscerales. Esto no me hará la mujer más popular del mundo pero... al menos no me sentiré tan llena de rabia.

Por eso y más, y desde la lejana Finlandia les dejo un tema de los Children of Bodom, descendientes directos de dioses que no se dejan intimidar:

"
Despite all the pain in my heart grinding through
It ain't due to that you hate that I hate what you do! Yah!!!

Despite all the piety you've been consuming thus far
A backstabbing motherfucker to the core's what you are!!!"

(Brünhild no lo podía haber dicho mejor)

05 abril 2011

Dios santo... que bello abril

Pensé que a esta altura de mi vida no existirían cosas que me enternezcan al extremo.

Ah… que equivocada estaba

Y es que no hace mucho vi una foto que me llegó hasta el alma; en esa foto estaba el chico ese que me estremecía en sueños cuando tenía yo 15 años, el chico al que buscaba entre tantos rostros en mi La Paz adorada, el chico que me tocaba la ventana (en sueños, siempre en sueños) de mi dormitorio y me invitaba a salir al jardín.

Mi adorado chico de ensueño, siempre en jardinera de jean, siempre en polera blanca (siempre), siempre tan flaco y desgarbado, siempre con la mirada dulce en unos ojos enormes y negros.

En ese entonces (a los 15) le achacaba el sueño a la mezcla de yogurt con duraznos que salvajemente había comido antes de dormir (tras la reta de mi madre por mezclar cosas que INEVITABLEMENTE me harían doler la pancita) y a un video musical que vi de niña y que me impacto por n razones: porque era una especie de pop muy bonito, porque los chicos eran tan desaliñados que no podían dejar de ser HERMOSOS y porque amo las jardineras de jean al punto que tuve sin vida a mi madre para que me compre una (y tenía 5 años y en trenzas me revolcaba en el pasto con la jardinera recién comprada).

Le achacaba el sueño a mi fascinación por los “imposibles” (ah… Lucybel… pero que chico de mas de 15 osaría vestir de jardinera?, si todos son tan increíblemente a “la moda”?), a que, presumía, el subconciente me jugaba una mala pasada al tenerme enamorada de un chico (en sueños) que era tan diferente a los chicos rockeros que en la vida real me traían de cabeza, a que se me había metido un “niño” precioso e imposible en mis sueños y que en fin… era solo un sueño.

Y entonces veo la foto y lo veo a él.

Y se me hace todo tan mágico que me sobrecoge y me aterra.

Me enternezco al extremo que hoy por hoy no puedo parar de verlo (en carne y hueso) y de pensar que a pesar de todas las situaciones por las que pasé, de aquellas que me hicieron una chica dura y desconfiada y a veces bastante extraña, aún, en el fondo, soy una niña de 15 años enamorada de un chico de jardinera que ríe y me saca al jardín al jugar.

Que en el fondo y pesar de todas las corazas que la edad y las malas experiencias me pusieron, aun puedo amar como si tuviera 15 años: con la inocencia y la confianza de quien ama por primera vez.

Tenía que ser abril para que el mundo se llene de magia, y sueños y una canción que hoy por hoy no puede ser más apropiada.

Gracias Fito una vez más por crear algo que puedo dedicar (ah... cuentos los días para escucharte en concierto en mi La Paz del alma) .

"Dios santo, que bello abril sos vos mi dulce Bo"


29 marzo 2011

May the force be with you

La primera vez que escuché música en vivo fue una experiencia sublime y arrebatadora.

Fuera de lo que la gente cree de mi… pues no, no fue rock, fue una zarzuela: “La del Soto del Parral” en el Teatro Municipal de La Paz – Bolivia.

Y nop, no fue con un padre rockero, ni un grupo de amigos super reventados y de pintas extrañas, fue con mi adorable abuelita que, a diferencia de los “adultos” de su edad, no subestimaba mis gustos ni mi oído musical, ni mi inteligencia, y sin hacer caso de los comentarios del resto de los familiares (“se va a aburrir”, “no le va a gustar”, “estas tirando plata al agua llevándola”) me llevó en abriguito azul, trencitas y 8 años de edad a escuchar “música de verdad”.

Ah… mi adorable abuelita, tan sabia y acertada es ella, tan precisa el momento de tomar decisiones pues no solo la pasé más que genial (la zarzuela es alegra, divertida y muy sencilla de digerir a cualquier edad) , sino que quedé prendada de tanta maravilla: de las luces, de las voces, de la música, de la sinfónica, del teatro en si.

Tan hermosa fue la experiencia que tiempo después (mucho tiempo después... hasta hoy en realidad) aun se me vienen a la cabeza estrofas de tan bella zarzuela, especialmente una que, entre Metal Militia de Metallica y Perry Mason de Ozzy Osborne, aparece y me lleva a mi infancia, al regazo de mi abuelita y a nuestras voces juntas cantando:

¿Donde estarán nuestros mozos, que a la cita no quieren venir,
cuando nunca a este sitio faltaron,
y se desvelaron por estar aquí?.
Si es que me engaña el ingrato, y celosa me quiere poner,
no me llevo por él un mal rato,
ni le lloro, ni le imploro, ni me importa perder su querer.

(por lo visto ya desde chica me estaban programando a no hacer mayor drama si un chico se quiere pasar de listo jajajajaja)

No hace mucho, mientras escuchaba a mi primito tarareando la banda sonora de Harry Potter me preguntaba: AH… sería genial aprovechar esta inclinación hacia música tan bella y llevarlo a escucharla en vivo al teatro, pero como?, si bien él es altamente accesible a todo tipo de expresiones culturales puede que los Grandes de la Música Clásica (Bach, Mozart, etc) sean demasiado densos para su corta edad.

Hoy gracias a la Sinfónica Nacional mi dilema es fácilmente resuelto. Y es que introducir a mi primito al mágico mundo de la música clásica (en vivo como debe ser) no pudo ser más fácil.

VIERNES 25 DE MARZO 2011

- - De saber que vendría la gente con sus sables laser, yo también hubiera traído el mío – dice mi primito mientras observa embelesado como un chico de unos 25 años hace piruetas con uno de ellos.

Sonrío mientras un Darth Vader de un metro de altura pasa por mi lado.

Son las 8 de la noche y el Sinfónica Nacional de Bolivia empezó el año de la mejor forma jamás imaginable: con entradas agotadas días atrás, con gente sentada en los pasillos, con expectativa total y con gente re joven que al final de la función no paró de aplaudir.

Hoy por primera vez en La Paz - Bolivia, la Sinfónica presenta la Suite de Star Wars… la idea no podía haber sido mejor.

8:05 se apagan las luces y crece la expectativa. Un coro de Siths se situa en la parte posterior del escenario (donde los músicos se hallan ya ubicados) para segundos después, y al ritmo de la Marcha Imperial entrar Darth Vader sable en mano a tomar el puesto del Director de la Orquesta.

Luego la magia se hizo presente.

La música es perfecta, la experiencia es física, emocional… y total. El aire se satura de electricidad mientras el tema central del Star Wars (Star War’s Main Theme) eriza la piel y da paso a una noche perfecta.

Volteo a ver a la gente a mi alrededor que sin distinción de edad se halla sobrecogida de emoción y al último acorde del tema se pone de pie a ovacionar a una Sinfónica que se pasó de “lista”, que se pasó de perfecta.

Y cuan bella resultaría la experiencia que cual concierto de rock todos pedimos “otra y otra” al final de la hora y media de genial música (hora y media que pasó volando), que me dejó las manos adoloridas de tanto aplaudir y que dejó a mi primito tarareando el Duel of the Fates del GENIAL JOHN WILLIAMS uno de los compositores, SIN LUGAR A DUDAS, mas importantes de los últimos tiempos.

Genial al punto que mi primito ya me tiene comprometida a “Carmina Burana” el próximo mes…. (como le encantaron los coros, no me lo puedo creer).

A mi solo me queda agradecer a David Handel (director del sinfónica) y a todos los que fueron responsables de noche tan perfecta. Solo me queda agradecerles y compartir algo de aquella experiencia.

Con ustedes: Star Wars Main Theme, Compuesto por John Williams, Interpretado por La Sinfonica Nacional de Bolivia, Dirigido por David Handel.

May the force be with you!

21 marzo 2011

I don't give a damn 'bout my bad reputation

Si… me perdí del blog por mucho tiempo, razones????, podría decir que estaba llena de trabajo y hasta cierto punto es cierto pero… presumo que lo que realmente pasó es que me la estuve pasando muy bien con el novio y sin tiempo para nada mas que no sean arrumacos (yep… como alguna vez lo dije, el amor quita inspiración O… direcciona TODO hacia lo romántico y bueno… no los pensaba aburrir con entradas y entradas extremadamente dulces… jajajaja).

Sin embargo y como dice mi abuela: el cielo nunca es enteramente azul y es así que por más que a uno le este yendo super bien y se sienta más feliz que perro con dos colas siempre hay alguna nubecita por allí y justo cuando una cree que por fin todo está equilibrado: la relación con el novio (que quien sabe cómo ya me conoce el colmo de bien y … es extremadamente perfecto), la relación laboral (ya medio entiendo a mi jefe y él con todo el machismo que caracteriza al latino promedio ya me tiene bastante respeto profesionalmente hablando), llega el desequilibrio por donde una menos lo espera (o tal vez si lo esperaba y me hacía la idea de que no).

Podría decirme y repetirme “Lucy… pero esto no es cosa que te pase solo ahora… te pasó casi siempre” y entonces dolerme menos pero, por más que lo repito no deja de chocarme y no deja de dolerme.

Qué pasó?…. resulta que las “amigas” (sexo femenino si vale la redundancia) no están del todo felices con mi forma de ser.

Las razones son tan descabelladas que me obligan a pensar que en realidad es solo intolerancia.

Me explico:

Tengo en mi oficina a una chica que estuvo a un pelo de renunciar al trabajo porque, la ahora esposa de su ex, vino a trabajar con nosotros. OK, podría ser molestoso si es que la, ahora esposa, hiciera “algo”, mínimo hablara con alguien (esa chica es más seria que nadie) pero no, no solo no hace nada sino que pareciera está muy consciente de que la oficina entera ya fue predispuesta en su contra mucho antes de que ella llegue a trabajar.

Esta chica (la ex) ahora anda “saliendo” con un chico de la ofi (esto por supuesto no quita que la esposa siga con la letra escarlata en la ropa) y si bien van a eventos PÚBLICOS juntos (donde todos los ven) no desean que se sepa que andan juntos. Bueno, el hecho de que se los viera solos y juntos (valga la redundancia) en eventos masivos, y que se hicieran sacar fotos (posando claro) por los amigos fue objeto de que muchos de ellos les hicieran bromas, los molestaran, lo que ocasionó que la chica ya no quiera saber más del chico de la ofi (mi no entender).

Hasta aquí se me antojaba a “guión de novela”. Lejos estaba de saber que me vería involucrada en la trama el momento en el que se me pediría mi opinión sobre: la salida secret de estos chicos.

(OH… lo que saldría como conclusión de mi opinión fue… cosa de no creerse)

MI opinión fue básicamente: No estoy de acuerdo (nunca lo estuve) con las relaciones en secreto y por más que le busco una explicación sensata (se me puso todo ejemplo principalmente el que la gente “hablaría”) no la hallo, se me hace una cobardía ocultar algo tan sublime como una relación que presumo está basada en amor, cobardía porque implica no querer defender su posición ante la sociedad; y que si la gente molesta? Y que si todos están en desacuerdo?.... OK como opiniones pueden ser validas pero al final uno debe ser lo suficientemente fuerte para defender su posición sea cual sea.

DEBO RECALCAR QUE FUE MI OPINION, y que por lo tanto es y seguirá siendo mi opinión, la mía y para nada una verdad absoluta.

Pues bien, lo que resultó de aquello fue una suerte de adjetivos que en mucho ya no tenían que ver con el problema inicial.

- Lucybel, eres una hipócrita, porque hace tiempo dijiste que tenías una amiga rockera que te agradaba mucho porque te hablaba de frente y con eso quisiste decir que las demás somos poco sinceras. Además te crees dueña de la única verdad y con esa tu opinión das a entender que los que no opinan igual son cualquier cosa menos gente “bien”, crees que la gente que no es rockera es poca cosa o al menos eso se entiende cuando hablas solo de rock. Porque no te guardas tus opiniones? o moderas lo que vayas a decir ya que está visto que no te das cuenta que tu opinión y tu postura rockera ofende a muchos.

Lo único que se me ocurrió en ese momento fue: pucha… eso es lo que piensan de mi?

Hoy a varios días de aquel incidente (después del dolor que me ocasionó el saber que, mucha vida después, la gente sigue sintiéndose un tanto incomoda con aquellos que pecamos de “diferentes”) me pregunto cuál sería esta vez mi error: el decir las cosas tal cual las pienso y no tal cual las quieren escuchar aunque esto sea ajeno a lo que siento (Lucy, que te costaba decir: pucha… pobre chica, encima hablan de que ella está saliendo con un chico… pero que mala es la gente!), el hablar de rock mientras las otras chicas hablan de cumbia?, el hablar claro y sencillo y no darme cuenta que las chicas podrían estar descifrando entre líneas? (con esa habilidad… deberían haber sido decodificadoras o trabajar para la CIA).

Tremendo sismo en Japón, tsunamis, megadeslizamientos en La Paz – Bolivia, posible guerra en medio oriente, tormenta solar (aunque eso… solo Dios sabe… o Nostradamus jajajaja) y la incomodidad de las chicas de mi oficina no es en contra de: Los arquitectos que no hacen construcciones antisísmicas, lo tardío de la alarma de tsunamis, los que permiten construir en terrenos frágiles y altamente erosionables o los científicos que prefieren construir nuevas armas e investigar en nuevo armamento a invertir en soluciones a fenómenos como: tormentas solares, meteoritos errantes o que se yo.

Pero no, la incomodidad de las chicas de mi oficina es: la esposa de un ex y la rockera que no piensa como ellas (la rockera insensible).

Y luego nos preguntamos… porque estamos como estamos.


12 enero 2011

Lejos de mi ciudad del alma ( Altiplano Fusión Band)

- Entonces Lucybel, desde el 31 te quedas en Cochabamba.

Se me hace un nudo en la garganta, esbozo algo parecido a una sonrisa y trato de contener algo dentro mío que me intruye que huya... que huya... que huya.

- Gracias Marce – respondo y el aire (cálido, sofocante) se adelgaza al punto que no puedo respirar y me obliga a salir de la oficina lo más pronto posible.

Es necesario que esté acá en Cochabamba, lejos de mi amada ciudad, lo sé, y es esta certeza la que me agobia y me obliga a ahogar el grito de impotencia que pugna por salir. Cierro los ojos y siento el beso helado de mi Illimani en la mejilla, siento el susurro de la puna que me reclama, que me invita (me obliga, me presiona de alguna forma) a volver y mi corazón se parte en dos.

Eso pasó ayer en la tarde.

Será por eso que anoche soné con ellos, que anoche en sueños estuve en un concierto sin precedentes donde, en la plaza mas emblemática de mi hermosa ciudad (San Francisco) vestida solo con una chompa larga de lana (así nomas son los sueños) ellos cantaban para mi y yo era una sola con La Paz, con sus calles, su frío eterno, su noche sin fin.

Anoche Altiplano tocó para mi, y tal cual fue en su momento (allá en los 90, cuando
amar Bolivia era entregarle la vida entera y no como ahora que significa estar del lado del partido oficialista... sea lo que sea que este haga) la alegría inmensa que significó no tenía unidad de medida... era TOTAL.

A partir de mis 15 años (en los 90’s y 2000’s) escuchar Altiplano era amar el suelo en el que uno nació, sentir orgullo por las raíces “altiplánicas” y la seguridad de que POR FIN había surgido un grupo que mezclaba: música mucho muy propia con letra poética con rebeldía con conciencia social y con la excelencia en la ejecución de la música.

El Altiplano que yo conocí, que yo amé en música y alma (y un chico de cabello largo, lentes y un bajo mágico.... que nunca supo de mi existencia) estaba integrado por : Edgar Bustillos guitarra y compositor de la mayoría de los temas (y del que me encanta por sobre todos los demás), Anselmo Portugal... un mago en los vientos, Johnny Luna en la percusión, José Luis Morales en el bajo electrónico, Alvaro Montenegro que es simplemente un MAESTRO en el saxo y la flauta y de vez en cuando el eximio Donato Espinoza para convertir las notas del charango en algo más que música ...

El Altiplano que yo conocí estaba también integrado por el frío de mi ciudad, por su ruidosa actividad, por el Illimani, por las miles de gradas que conforman mi urbe andina y por los fans que sin saberlo y sin proponérnoslo nos enamorábamos poco a poco de La Paz debido a la belleza de la voz de mi ciudad.

De esa voz que nos hablaba a través de la música de Altiplano.

Hoy, a tiempo de escribir estas líneas sonrío pues caigo en cuenta que no tengo la menor idea del nombre de mi primera profesora o el nombre de la mamá de mi primer chico o si quiera el protagonista de mi serie favorita PERO sé el nombre de cada uno de los integrantes de Altiplano y es más, puedo recordar al detalle la camisa que parecía hecha de saquillo de azúcar, el chaleco en tonos naranjas, el gorrito cilíndrico, la zampoña negra con la wiphala...

Puedo volver a sentir la espectativa por verlos (por televisión) cantando en medio del lago Titicaca, o recordar la verbena a mi ciudad “del alma” un 16 de julio en Sopocachi, o la noche en el Teatro Municipal con entradas compradas en 2da fila (madre... te dije adelante pero no TAN ADELANTE, Dios que vergüenza), o la tarjeta navideña (todos con gorritos de papa noel) que aun tengo guardada, como aun tengo mi cadenita de corazón con la foto del bajista (en fotocopia y reducida) en su interior y las miles de historias entretejidas con su música de fondo.

Altiplano fue en mi generación un referente juvenil de un folclore que no era el común, que no se limitaba a que todos bailen, que no eran tonadas repetidas al astío; era un acercarse a la tierra que nos cobija y nos vió nacer y era un amor incondicional a la ciudad más bella del mundo (al menos así la consideramos nosotros con la poca objetividad que se tiene cuando se está enamorado) .

Hoy, con el sabor salado de las lágrimas que me voy tragando, abro mi corazón y dejo que me hable mi “ciudad del alma” y me enamore como siempre lo hizo: en tonadas de Altiplano y en el delicioso beso frío de mi Illimani

“Abriendo caminos llegara el día
Libre como el cóndor volveré a La Paz... ciudad del alma”