01 febrero 2016

Los X-Files han regresado!

Me tomé toda una semana y como 3 repeticiones para llegar a un consenso conmigo misma antes de escribir mi “crítica” sobre los expedientes secretos X y los nuevos capítulos. Simplemente tratar de frenar el ímpetu de la fan que mora en mí fue complicado, pero en fin, allí va y promete ser lo más imparcial posible.

Los X-Files fue en su tiempo una de las mejores series de la tele, y es que era simplemente perfecta; las historias eran contadas de tal forma que si bien una era consciente de que era todo falso, de que era ciencia ficción, te metía la duda y te cuestionabas si es que tal vez no estábamos solos en el universo, si tal vez existían fenómenos paranormales que no podían ser explicados por la ciencia… si tal vez y solo tal vez todo esto era del conocimiento de cierto grupillo que, con fines no muy claros, ocultaban la verdad a la población en general.

Todo esto era tan bueno, tan bien explicado, tan bien “respaldado” que definitivamente una, cual Mulder, quería creerlo y en los 90´s esta no era tarea tan difícil. No diré que éramos ingenuos o crédulos pero sí que éramos muy fáciles de sorprender por lo que creerlo no era tan complicado, bastaba escuchar a Scully para convencernos y listo. Hoy por hoy la historia es muy diferente y es por este motivo que moría de ganas por ver cómo plantearían los X-Files en este nuevo siglo caracterizado por acceso inmediato a la información, por (ahora) millones de “creyentes” en OVNIS, por millones de Teóricos de los Antiguos Astronautas y millones de fanáticos de los conspirativo y paranormal.

Chris Carter no la tenía fácil y se nota el esfuerzo en el primer capítulo que arrancó a una velocidad increíble y es que la cantidad de datos, de referencias y de guiños a anteriores temporadas era tal que, si no la viste antes, y si no estabas al tanto de cuanta teoría conspirativa se dijo sobre: el 11 de septiembre, la economía estadounidense (se sugiere ver “Capitalismo, una historia de amor” de Michael Moore), las investigaciones sobre tecnología experimental y de avanzada, NO la ibas entender ni a disfrutar en su totalidad (en resumen, si no eres un geek que te la pasas en youtube en busca de historias de ese tipo, la tenías complicada). En mi caso (y eso que en esto de conspiraciones, ovnis y cosillas paranormales sé bastante) fue complicado seguirle el paso a Mulder y O´Malley (el actor invitado), especialmente durante la explicación (sin pelos en la lengua) de lo que “en realidad” buscaba "El Sindicato" (para mayor referencia ver el último capítulo de la temporada 9 de X-Files) que en resumen era tremenda conspiración cuyo fin era la dominación mundial. Muy complicado y razón por la cual tuve que verla dos veces más y anotar algunas referencias para investigar por mi lado y entonces creérmela.

No estuvo mal, pero creo que fue demasiada info para una sola toma, mucho más si el segundo episodio APENAS roza la temática del primer episodio (hey! no que lo que nos contaron en el primer episodio era cosa de vida y muerte?). El segundo episodio SI es un X-Files más conocido aunque OJO no igual, la diferencia más importante se da en la crudeza de algunas escenas; SIP, Chris Carter entendió que esta generación no era tan impresionable como la de los 90 y presumo por eso nos da un segundo episodio sin tapujos, sin reparos, con una historia cargada de imágenes visuales no apta para gente impresionable pero que coincide con lo que los fans estábamos acostumbrados: Un Mulder decidido a buscarle una explicación, llamémosle, “no convencional” al suceso y una Scully centrada, madura y (a pesar de TODO lo que paso en 9 temporadas) aún incrédula y difícil de roer.

El segundo capítulo fue más de lo mismo y tal vez por esta razón es el que tiene una crítica dispar, pareciera que Chris Carter nos hubiera querido decir: querían un X-Files como a la antigua?, pues ahí les va!. Las consecuencias: hay fans que la aplauden por clásica y otros que solo desean que alguien (mejor si es de otro planeta) rapte a Chris y se lo lleve muy lejos de aquí.

Yo prefiero el primer capítulo y espero que, en lo que resta de la temporada, respondan todas las interrogantes que surgieron de ella, especialmente: cómo demonios es que sigue vivo "el hombre cáncer" (ahí te quiero ver Chris!).

En fin, mal no estuvo pero (y aquí dejo que hable mi fan interior), no me terminó de convencer, (aunque si me preguntan NO SÉ exactamente porque no lo hizo), por eso espero con ansias esta noche para ver el capítulo 3, por eso y porque: hey! son los X-Files! y Mulder y Scully son lo más!

19 enero 2016

Racismo en los premios Oscar?

Y entonces Jada Pinkett, esposa de Will Smith (para más referencia) se pregunta (y lo pone en twitter) : porque será que los  nominados a los Oscars son todos blanquitos?... y así nomás y sin mayor preámbulo se arma la polémica y hasta un amague de sabotaje a los “Oscares” (los  afroamericanos dicen que no irán).

Si bien es cierto que yo no vivo (y por lo tanto supongo no puedo “sentirme ofendida”) en USA, no soy de raza negra (morena si, y con todo cariño me han dicho negrita miles de veces), y no tengo parientes (abuelos, bisabuelos) que fueron explotados en los campos de algodón del sur norteamericano, vivo en un país donde el racismo es pan de cada día. Por lo tanto… creo que alguito puedo opinar, creo que si tengo algo que decir.

Todos somos en algún punto causa de discriminación y racismo, no hace mucho leí que inclusive entre los afroamericanos existe racismo entre los más claritos y los más oscuros, los que tienen rasgos propios de la raza negra mucho más marcados versus los morenos de labios delgados, nariz afilada y ojos achinados.

America Latina no se salva, tenemos: al indígena versus el migrante europeo, al indígena versus el indígena refinado, al indígena versus el negro (que según ellos LAS TUVIERON BIEN PUESTAS como para no mezclar su raza), al blancoide versus el blanco “de verdad”, al del llano versus el de la puna y así podríamos extendernos todo el post. Ah… y sumémosle los nuevos “discriminados”: el hetereo versus el gay, la ama de casa versus la oficinista, la gorda versus la anoréxica y etc etc.

Todos exigiendo igualdad de oportunidades, de participación y de reparto de ganancias.

Excelente!, pero.. pedirlas solo porque se consideran una minoría diferente?. (como lo dije anteriormente, todos tenemos algo porque ser motivo de discriminación).

Lo que Jada pide es que, sin importar el mérito, sin importar si lo merezca o no SI O SI los Oscars tengan nominados de color.

Si estamos en esa Jada… yo como latina pido que si o si tengan siempre latinos nominados en todas las categorías, es mas, pido que existan chicas de cabello negro descendientes y/o nacidas en sudamerica SIEMPRE nominadas en los Oscares porque sino… es discriminación!.

Hablando por otros, también sería justo entonces que SIEMPRE nominen a obesos, no importa en qué pero debería haber al menos unos 5 y también a homosexuales declarados y siempre a algún inglés, y pensando en la unidad de su país al menos uno por estado o mejor uno por condado!

Ridículo no?

Les cuento algo…. no va a funcionar.

No hace mucho mi país vivió un fuerte cambio, después de siglos y siglos de nominación “blancoide y corbatuda” de pronto tuvimos un indígena como presidente.

Todo bien!, yo voté por él (la primera vez… ahora no lo haría), y como era de esperarse los cambios empezaron y empezaron como alguno ya lo había predicho: de forma caóticamente racista.

Los blancoides corbatudos fueron sacados sin mayor explicación y reemplazados por indígenas. BIEN… si es que ellos hubieran estado preparados profesionalmente. BIEN… si al menos hubieran tenido estudios superiores, BIEN si al menos hubieran tenido experiencia en los ramos en los que estaban siendo ubicados.

La cosa no es forzar la situación, no funcionó en “casa” (en mi Bolivia que sigue lidiando con funcionarios públicos de alto rango cuyo único mérito es ser indígena y del partido de gobierno) y no funcionará en los Oscares.

No así, no a la fuerza y por motivos, irónicamente, racistas.

(dejando de lado las frivolidades, los dueños legítimos de USA deberían pedir mayores oportunidades no solo en los Oscares, sino en todo lo demás no creen?)


18 enero 2016

Guía para entender a una adolescente (o, porqué no entiendo a las chicas?)

Siempre me pregunté porque las baladas rock, casi todas, tenían letras en las que se increpaba a una chica por ser: veleidosa, coqueta, traidora, fría y calculadora (cuasi hija del demonio).

A los 17 y con toda mi inocencia pensaba que era porque los chicos son así, súper dramáticos y es que no había otra explicación; las chicas somos ángeles sin alas y buen gusto en ropa entonces, porqué la mala leche?.

Pasados los años, serenadas las hormonas, madurada la psiquis, ví en retrospectiva y descubrí que no era tan así, que no era solo drama varonil.

Si, somos culpables, pero no malas: es solo una mezcla de hormonas, instinto animal (las hembras son las cazadoras en el reino animal) y sobresaturación de varones.

  1. Se nos acusa de veleidosas, de saltar de un chico a otro y bue, se le puede pedir mucha fidelidad a alguien que no tiene claro NADA?, A los 17 los gustos (todos) cambian tan rápidamente que una ni cuenta se da: el jean que ayer amábamos hoy nos parece super pasado de moda, la canción que ayer no salía del set list hoy la pasas hasta con disgusto. Ayer eras tan fan de los One Direction que llorabas al verlos y hoy crees que es lo más pussy del mundo (mientras cuelgas el poster de Antrax en la pared de tu habitación). No es maldad, y no querido lector, TU no hiciste nada malo. Las chicas a los 17 nos estamos descubriendo y eres parte de la experiencia, parte del experimento de crecer, pero, salvo contadas excepciones, NO eres el resultado final de dicho experimento así que no lo tomes personal. 
  1. Se nos acusa de gustar del MALO, de vivir suspirando por el maldito de la clase mientras, tú, que: mueres por ella, que le haces la tarea, le prestas plata, te tiras todo tu crédito en mensajes, le indirecteas por face con frases que son TAN OBVIAS que dan vergüenza ajena no recibes más que un like y, si la chica está de buenas, una carita feliz. Qué, estamos mal?, nop, es solo instinto cazador. La emoción de la caza: el corretear a la presa, el acecharla, estudiarla, descubrir sus puntos débiles y atacar (con la adrenalina a mil pues el resultado es tan impredecible como nosotras mismas) NO tiene punto de comparación, Nos gusta mirarlo de lejos, tan bello, tan inaccesible, sentir la emoción del ligero roce (por casualidad) de sus dedos; nos encanta llenar nuestro muro del face con canciones sutilmente dedicadas a él y plantear estrategias para conquistarlo. FRENTE  a todo esto, que tú querido lector te entregues en bandeja de plata con el cuchillo en la mano y la marca en el pecho a la altura del corazón para que te lo arranquen sin piedad no tiene chiste, no es ni remotamente apetecible. 
  1. Se nos acusa de traidoras y de terminar sin piedad. No voy a negar que hay chicas así, que sin pudor ni mayor arrepentimiento te las pongan y con ganas, que maquiavélicamente te terminen por whatsapp y no te saluden al día siguiente pero, en la mayoría de los casos no es un acto planificado. Una vez más es la falta de convicción hacia lo que uno quiere lo que interviene en este asunto... aunque veamos por partes: Insististe mucho?, la chica se puso tan difícil que fueron necesarios muchos regalos, muchas indirectas y hasta la divina intervención de su mejor amiga? de ser ese el caso NO TE QUEJES si te pone cuernos o te es infiel. Volvemos al paso 2, eres la presa que se entregó prácticamente sola y que te aceptaran fue más insistencia tuya, ruego tuyo que ganas de ella. Si por el contrario, ella insistió, forzó escenarios, encuentros casuales y situaciones “a solas” contigo ya resultaría ilógico y hasta tonto que termine contigo así porque sí, pero volvamos al punto 1, es solo un simple cambio de opinión, de gustos, RECUERDA que estás entregando tu corazón a una chica en proceso de entenderse a sí misma. Hoy eres un delicioso plato de frutillas con crema, mañana puede que solo seas gelatina con chantilly. 
El comportamiento puede variar, pero da vueltas en los 3 puntos descritos y será así hasta que la chica madure, OJO que tú tampoco eres tan maduro como crees que lo eres (pero ese es tema para otro post) así que para un poco el coche a la hora de dedicarnos SUFRIDOS temas musicales.

  1. Tómala en serio pero hasta por ahí: no te gaste toda la plata en ella, no quites el tiempo destinado a tu familia, amigos y lo que te gusta hacer (jugar futbol, estar horas con video juegos) solo por ella. Recuerda que hay solo un 1% de probabilidad de que sea tu “soul mate”, tu alma gemela. Es solo una linda chica con quien vale la pena pasar el tiempo y disfrutar de las cosas lindas que esta tiene.
  2. Si la situación se hace muy complicada, si la chica tiene muchos problemas internos y la relación es más tormentosa que agradable (estar con tu chica debería ser siempre muy placentero) re evalúa tu situación, NO digo que la abandones (a menos que empiece a afectarte) pero TU no eres el indicado para esta tarea; si tienes la confianza necesaria, habla con sus padres, o con el consejero del colegio pero no te involucres directamente; así lo quieras con toda tu alma NO VAS A PODER solucionar sus problemas.
  3. Por último, quiérete mucho; las chicas valoramos (y nos enamoramos) al chico que se quiere, que no se deja pisotear, que tiene mucho amor propio como para aceptar que a veces las cosas no funcionan, que demuestra que sabe que es valioso y que si bien es tierno no deja de ser increíblemente varonil así que, si decides que lo tuyo es contarle tus penas de amor y suspirar (como si fueras su amiga), hacerle un lio tremendo porque no te respondió un chat, llamarle llorando porque la extrañas (siendo que la viste la semana pasada) créeme, de mejor amigo no vas a pasar o, en caso que acepte, serás cambiado a la velocidad de la luz por alguien que tengas los huev… bien puestos.
Resumiendo, las baladas rock son ciertas, somos una maldita caja de pandora.

La buena noticia es que llegará el día en que las chicas de 17 y todas las asolescentes maduren (lo sé por experiencia propia)


14 enero 2016

Nos quedamos sin Metatrón, sin Snape y sin el mejor villano de Die Hard


En un tiempo sin facebook, sin twitter, sin un internet masivo, era mucho muy complicado enterarse de las cosas. Por ejemplo, no habían reseñas de pelis que fueran totalmente entendibles por el público promedio, creadas por fans o chicos como nosotros (de prepo que yo recuerde solo Pedro Susz analizaba las pelis y  - sin desmerecer su trabajo - el análisis era tan pero tan pero tan complicado que al final del mismo uno no sabía si la peli era buena o no) , es así que, la única forma de enterarse de la cosas era el "boca a boca "y... si te enterabas de una buena peli, si la gente pasaba "la voz" entre ellos, eso significa que SÍ, que efectivamente la peli estaba para NO perdérsela.

Eso pasó con DOGMA.

No conozco hasta el momento película que hubiera llegado a impactarme de la forma que esta lo hizo, y es que más que una divertida película (ahora de culto), era un resumen de todos los íconos de la cultura pop de los 90’s, tanto así que dudo mucho que pueda ser disfrutable si no fuiste parte de los 90, si no te encantaba Silent Bob, si no amaste a Alanis Morissette (diosa total), si no te mataste de risa con Chris Rock y si no adorabas a Alan Rickman, el mejor villano de Die Hard y el ángel más irreverente y perfecto del universo.

Alan, que los niños hoy lo ubican por Snape, por un mago amargado, vengativo (hasta por ahí), de cabello graso y mirada fría., era un actorazo, tanto así que Snape no puede ser mas diferente a Alan (que es el mejor ejemplo de lo que es ser un actor de pura cepa), verlo como Snape y recordarlo en Dogma es decirse a sí mismo: c’ommon! no puede ser el mismo tipo y verlo luego en Love Actually (película cómico romántica) interactuando con Mr. Bean nos rompe el esquema por completo.

Algo me queda de Alan, me queda la idea de que ASÍ SI quiero un ángel de la guarda, quiero un Metatrón que me llene la habitación de fuego, que sea irreverente, que pida tragos que no puede tomar (es un ángel!) y que me guié por el camino mas feliz (ni bueno, ni malo, solo feliz).

Alan, te recordaremos siempre!

(pido perdón de antemano, no encontré el trailer de Dogma subtitulado en español, solo doblado al español, pero al español de España!)


13 enero 2016

Sync Pop Ochentero!

No sé por qué (presumo algún día le preguntaré) en una de esas mi tía, profesora de un colegio en El Alto – La Paz me invitó a la fiesta de primavera que celebraría su cole.

Yo, que tenía 15 años y la timidez elevada a la enésima potencia acepté con cierto recelo: qué demonios haría en la fiesta de un colegio en el que no conocía a nadie excepto a mi tía, la profe de historia y geografía?

Si acepté, debo ser sincera, fue más por el entusiasmo de mi tía que por ganas propias.

Ya de entrada al colegio las cosas se pusieron interesantes: era la bicho raro, la chica nueva, la misteriosa sobrina de la profe y las miradas (todas) se hallaban sobre mi.

Decir que me sentí en el cielo de egos inflados es poco. Volaba!

Mi tía, segura del efecto que tendría mi presencia en el cole había ya escogido al chaperón que, con toda seguridad, cuidaría de mí durante la fiesta de primavera.

El chaperón cumplió con su deber, y lo hizo tan bien (no dejaba que nadie se me acerque) que a la media hora empecé a aburrirme: la música apestaba (cumbia, merengue, etc) y el chaperón solo hablaba de él y de lo linda que era mi tía y sus “parientes” (sip, así mismo, si me estaba piropeando … pues era un piropo patético).

Y entonces la música cambió.

Lo que escuché era cosa de otra dimensión, de otro planeta: tenía un dejo de extranjera, de NO soy de acá que superaba todo lo que había escuchado hasta el momento (que instrumentos estaban involucrado?, esa era una guitarra?)

No supe entonces si me gustaba o no, y es que no estaba lista, y presumo por eso y de forma poco cortés, me deshice del chaperón y me fui a la pista.

La música combinaba tan bien con los chillones colores del juego de luces, con la bola de cristal que colgaba del techo que solo pude reir.

Sentí la mano de alguien y volteé a ver:

-          Te gustan los clásicos europeos? – me dijo – a mí me encantan, quieres  bailar?, es decir – rompió a reir – quieres seguir bailando?

Hasta entonces no  había caído en cuenta que efectivamente yo ya me estaba moviendo al ritmo de música.

Qué si quería bailar?, claro que si!, quería llenarme de la magia de esto tan raro, de los acordes que llenaban el espacio y entraban en mi de forma suave, sutil y nueva.

Qué si quería bailar?, quería que el tiempo se detenga, quería dar vueltas y vueltas y morir en la pista.

Y baile! Claro que bailé, bailé con todos, bailé hasta sacarme los zapatos porque eran una molestia, bailé hasta que mi tía tuvo que sacarme a rastras.

Hoy, con todo y me rockeril vida, no puedo, no resisto saltar en mi escritorio y moverme al ritmo del sync pop mas básico y simplón.

No halló explicación, simplemente es así.

So… bailemos!!! 




12 enero 2016

Tu ya sabes que vas a estudiar cuando salgas de colegio?

Las preguntas surgen como balas directo al corazón:

-          Ya decidiste que vas a estudiar?
-          A qué carrera te vas a postular en la U?
-          Tienes algo menos de un mes así que apúrate
-          Ojo que lo que decidas será tu trabajo de por vida
-          No deberías estar repasando… algo?

Yo, que soy parte de los francotiradores (lo admito) , analizo, cargo el arma y apunto; lo tengo en la mira, sé que si aprieto el gatillo pedazos de cerebro regarán el comedor (literalmente le volará la cabeza) y que si bien puede que la presa/bachiller huya sin cabeza (como lo hacen las gallinas) también es posible que se derrumbe o peor, que cual zombie ataque a la primera persona que tenga a la vista (que gracias a Dios no soy yo, es su mamá), así que bajo el arma y escucho.

-          No sé – responde, mientras una velada sonrisa mezcla de vergüenza, de hastío y de “realmente no me importa” se pinta en el rostro.

Los francotiradores nos miramos entre nosotros, la presa/bachiller ya dijo lo suyo y por hoy, por más: balas, fuego de artillería, tiros a distancia, bombas camufladas o lo que sea que le tiremos no sacaremos nada en concreto.

Lo miro, la presa/bachiller me devuelve la mirada por un segundo y vuelve a concentrarse en su almuerzo.

Yo aún tengo una bala, yo aún podría utilizarla pero lo mío es armamento de alta tecnología y no sé a ciencia cierta que reacción podría tener en la presa/bachiller y en el resto de los francotiradores; temo a la conflagración, temo al hongo atómico que podría elevarse si lanzo lo que tengo, es decir, si pregunto lo que tengo en mente, si menciono lo obvio:

-          Y tú, que quisieras hacer?

Con la cuchara en la mano y el plato de sopita de fideo en la mesa me pregunto qué tanto avance hubo desde que yo estuve en la misma situación hasta el día de hoy.

Lo que le pasa a la presa/bachiller que se halla sentado al frente mío es lo mismo que me pasó a mí con ligeras diferencias: a la primera bala yo ya había decidido que no permitiría más interrogatorios ni escenas de paredón, yo ya había decidido que estudiar y si bien no estaba segura de si eso era lo que quería (pero ni remotamente segura) al menos estuve libre por un mes para prepararme en lo que realmente me interesaba en ese momento: música, libros, ropa y chicos.

Ah… a los 17 años las cosas tienen otro matiz, preocupaciones como: trabajo seguro, casa propia, hijos, impuestos, no pasan por la cabeza. Pedirle a un proyecto de hombre/mujer que decida que va a hacer TODA su vida cuando lo único que tiene claro es que solo quiere dormir hasta tarde, jugar video juegos, relajear con la novia y comer pizza hasta morir, es cuando menos, ilusorio.

Mucho mas si no tiene una guía clara y si no tiene una habilidad predominante.

Entonces qué?, se los deja a su libre albedrío?, que la naturaleza se encargue digamos?

No, entonces hagamos trabajo de padres (y hablo en plural).

Y es que, quien mejor para saber qué le gusta a un chic@ y en que es bueno este chic@ que un padre dedicado?, hoy en día existen miles de psicólogos prestos a ayudarlos como para que la excusa de  “en su colegio no les orientaron” esté de más (vamos!! al colegio le vale un pepino lo que haga el chic@ cuando egrese) y seamos prácticos, tampoco es trabajo de super expertos, es una matriz de 3 variables: que le gusta (vocación?), en que es bueno (habilidad) y que es rentable hoy en día (estudio del mercado laboral).

Que no se mal entienda, no culpo a los padres de la indecisión de los hijos (no al 100% al menos) pero exijo al menos compartir la responsabilidad. Es muy fácil reñir, es muy fácil gritar y desgarrarse las vestiduras por el universitario fracasado, por el estudiante que va 15 años en la U y echarle la culpa al: estado, al presidente, al alcalde, al docente, a la novia que quita tiempo y hasta a Dios. Y cuando nos vamos a echar la culpa nosotros?

Miro a la presa/bachiller y me siento culpable pues yo tampoco sé mucho de él: le gustará viajar?, ir al campo? le gustarán los idiomas?, sé que le gustan las historias extraordinarias y el altiplano está lleno de mitos pero es esto suficiente?, le gustarán los juegos de lógica?, hasta qué punto le gusta leer?, le interesa la naturaleza?.

La presa/bachiller me mira y entonces me digo – que puts! – cargo el arma y me alisto a disparar.
Sé que la onda expansiva podría ser fatal, sé que la radiación hará mella en todos, pero la presa/bachiller tiene 17 años, es lindo, es joven y talvez, por una vez, él podría ser libre.

... oh podría responder lo que sigue (y entonces yo ya no tendría entrada a esa casa por los siglos de los siglos amén)

11 enero 2016

David Bowie, el Rey de los Goblins

La primera vez que vi a David Bowie ten{ia 9 años y pensaba que no existía tipo más lindo en el mundo.

Sucede que a los 9 años yo era altamente influenciable por cualquier príncipe de cabello alborotado, voz gruesa y ojos de diferente color, así que no fue novedad quedar prendida (enamorada) de Jareth, el hermoso y malvado príncipe de los Goblins que, acertadamente, era representado por David Bowie.

Nadie  mejor que él para vestir de Jareth, de un Dios, pero no de uno cualquiera, si no de un Dios en un mundo  de freaks, en un mundo de contradicciones e imposibles, de mágicos escenarios y seres fantásticos.

A los 9 años, mientras Jareth cantaba la más dulce canción de amor jamás oída hasta entonces (y yo me preguntaba el por qué la protagonista era tan tonta?, porque no se quedaba con Jareth y ya?) me quedaron claras varias cosas. 1ero. Él era genial!, 2do. Tendría que dedicarse al canto, le sale muy bien!.

Años después supe que no solo se dedicaba al canto desde mucho antes que yo naciera, si no que era un genio, y genio como pocos (y que de una u otra manera si era Jareth, si era el rey de los Goblins) David saltaba con una facilidad única de la balada, al pop psicodélico, al glam rock, al soul, al folk y al pop más bailable y simplista.

David era un reinventarse a sí mismo, en género y físico, en gustos y disgustos, en apariencia, poesía y lírica y es que si bien no toda la música de David es digerible, gustable, entendible, NO ES posible negar que cada tema es único y eso hoy, que vivimos en un mundo de eternos “reboots” es invaluable.

Hoy estoy melancólica pero no triste porque Bowie no se fue, porque los genios no se van, los genios se eternizan en sus canciones, en cada una de las presentaciones (que estarán grabadas en la retina de los que tuvieron la suerte de verlos) en sus actos y en el corazón de much@s.

El rey de los Goblins solo volvió a su reino, y como bien es sabido, para invocarlo es preciso leer poesía, como la que él mismo hizo toda su vida.