18 enero 2016

Guía para entender a una adolescente (o, porqué no entiendo a las chicas?)

Siempre me pregunté porque las baladas rock, casi todas, tenían letras en las que se increpaba a una chica por ser: veleidosa, coqueta, traidora, fría y calculadora (cuasi hija del demonio).

A los 17 y con toda mi inocencia pensaba que era porque los chicos son así, súper dramáticos y es que no había otra explicación; las chicas somos ángeles sin alas y buen gusto en ropa entonces, porqué la mala leche?.

Pasados los años, serenadas las hormonas, madurada la psiquis, ví en retrospectiva y descubrí que no era tan así, que no era solo drama varonil.

Si, somos culpables, pero no malas: es solo una mezcla de hormonas, instinto animal (las hembras son las cazadoras en el reino animal) y sobresaturación de varones.

  1. Se nos acusa de veleidosas, de saltar de un chico a otro y bue, se le puede pedir mucha fidelidad a alguien que no tiene claro NADA?, A los 17 los gustos (todos) cambian tan rápidamente que una ni cuenta se da: el jean que ayer amábamos hoy nos parece super pasado de moda, la canción que ayer no salía del set list hoy la pasas hasta con disgusto. Ayer eras tan fan de los One Direction que llorabas al verlos y hoy crees que es lo más pussy del mundo (mientras cuelgas el poster de Antrax en la pared de tu habitación). No es maldad, y no querido lector, TU no hiciste nada malo. Las chicas a los 17 nos estamos descubriendo y eres parte de la experiencia, parte del experimento de crecer, pero, salvo contadas excepciones, NO eres el resultado final de dicho experimento así que no lo tomes personal. 
  1. Se nos acusa de gustar del MALO, de vivir suspirando por el maldito de la clase mientras, tú, que: mueres por ella, que le haces la tarea, le prestas plata, te tiras todo tu crédito en mensajes, le indirecteas por face con frases que son TAN OBVIAS que dan vergüenza ajena no recibes más que un like y, si la chica está de buenas, una carita feliz. Qué, estamos mal?, nop, es solo instinto cazador. La emoción de la caza: el corretear a la presa, el acecharla, estudiarla, descubrir sus puntos débiles y atacar (con la adrenalina a mil pues el resultado es tan impredecible como nosotras mismas) NO tiene punto de comparación, Nos gusta mirarlo de lejos, tan bello, tan inaccesible, sentir la emoción del ligero roce (por casualidad) de sus dedos; nos encanta llenar nuestro muro del face con canciones sutilmente dedicadas a él y plantear estrategias para conquistarlo. FRENTE  a todo esto, que tú querido lector te entregues en bandeja de plata con el cuchillo en la mano y la marca en el pecho a la altura del corazón para que te lo arranquen sin piedad no tiene chiste, no es ni remotamente apetecible. 
  1. Se nos acusa de traidoras y de terminar sin piedad. No voy a negar que hay chicas así, que sin pudor ni mayor arrepentimiento te las pongan y con ganas, que maquiavélicamente te terminen por whatsapp y no te saluden al día siguiente pero, en la mayoría de los casos no es un acto planificado. Una vez más es la falta de convicción hacia lo que uno quiere lo que interviene en este asunto... aunque veamos por partes: Insististe mucho?, la chica se puso tan difícil que fueron necesarios muchos regalos, muchas indirectas y hasta la divina intervención de su mejor amiga? de ser ese el caso NO TE QUEJES si te pone cuernos o te es infiel. Volvemos al paso 2, eres la presa que se entregó prácticamente sola y que te aceptaran fue más insistencia tuya, ruego tuyo que ganas de ella. Si por el contrario, ella insistió, forzó escenarios, encuentros casuales y situaciones “a solas” contigo ya resultaría ilógico y hasta tonto que termine contigo así porque sí, pero volvamos al punto 1, es solo un simple cambio de opinión, de gustos, RECUERDA que estás entregando tu corazón a una chica en proceso de entenderse a sí misma. Hoy eres un delicioso plato de frutillas con crema, mañana puede que solo seas gelatina con chantilly. 
El comportamiento puede variar, pero da vueltas en los 3 puntos descritos y será así hasta que la chica madure, OJO que tú tampoco eres tan maduro como crees que lo eres (pero ese es tema para otro post) así que para un poco el coche a la hora de dedicarnos SUFRIDOS temas musicales.

  1. Tómala en serio pero hasta por ahí: no te gaste toda la plata en ella, no quites el tiempo destinado a tu familia, amigos y lo que te gusta hacer (jugar futbol, estar horas con video juegos) solo por ella. Recuerda que hay solo un 1% de probabilidad de que sea tu “soul mate”, tu alma gemela. Es solo una linda chica con quien vale la pena pasar el tiempo y disfrutar de las cosas lindas que esta tiene.
  2. Si la situación se hace muy complicada, si la chica tiene muchos problemas internos y la relación es más tormentosa que agradable (estar con tu chica debería ser siempre muy placentero) re evalúa tu situación, NO digo que la abandones (a menos que empiece a afectarte) pero TU no eres el indicado para esta tarea; si tienes la confianza necesaria, habla con sus padres, o con el consejero del colegio pero no te involucres directamente; así lo quieras con toda tu alma NO VAS A PODER solucionar sus problemas.
  3. Por último, quiérete mucho; las chicas valoramos (y nos enamoramos) al chico que se quiere, que no se deja pisotear, que tiene mucho amor propio como para aceptar que a veces las cosas no funcionan, que demuestra que sabe que es valioso y que si bien es tierno no deja de ser increíblemente varonil así que, si decides que lo tuyo es contarle tus penas de amor y suspirar (como si fueras su amiga), hacerle un lio tremendo porque no te respondió un chat, llamarle llorando porque la extrañas (siendo que la viste la semana pasada) créeme, de mejor amigo no vas a pasar o, en caso que acepte, serás cambiado a la velocidad de la luz por alguien que tengas los huev… bien puestos.
Resumiendo, las baladas rock son ciertas, somos una maldita caja de pandora.

La buena noticia es que llegará el día en que las chicas de 17 y todas las asolescentes maduren (lo sé por experiencia propia)