17 septiembre 2010

The Best is yet to come

Me queda en la retina, como una película, la noche del 16 de septiembre.

Hubieron muchos "dice que" anteriores al concierto: dice que van a controlar cámaras y filmadoras, dice que luego saldrá a la venta el DVD del concierto en La Paz, dice que el escenario es impresionante con un sonido y una puesta en escena JAMÁS vista en Bolivia....

Dice que, si apoyamos eventos como este, los organizadores considerarán el traer otros grupos por el estilo.

Con todos estos "dice que" la comunidad rockera de Bolivia (la activa que viste de negro y suma puntos en originalidad asi como la pasiva que vive el rock de forma menos obvia) nos volcamos en grande al Stadium Hernando Siles.

16 de Septiembre del 2010

Con la chamarra de cuero, la polera del album "Sting in the Tail", el pantalón de jean negro apreto a más no poder y las pulseras de tachas metálicas estoy a 15 personas de la puerta. Hace como 1 hora que mi hermano y unos amigos llegados de Cochabamba "compramos" un lugar en la fila para PISTA(el trabajo no me permitió hacer fila desde temprano como muchos); hace ya como una hora que deberían abrirse las puertas del Stadium pero hasta ahora no pasa nada, la gente se impacienta, se escuchan chiflidos y gritos y entonces, y bajo un estricto sistema de seguridad, al fin entramos al Stadium.

El escenario es increible, es gigantesco!, el juego de luces, el sistema de sonido y el video me llevan a la euforia... faltan minutos nada más y al parecer el espectáculo bien valió la pena los 5 meses de espera desde que compramos las entradas (con lo amigos al lado tuyo diciendote que "seguro lo van a cancelar", que compraste la entrada en vano), las filas para cambiar la preventa, la amanecida para recibir a los amigos, las acampadas alrededor del Stadium, el (como el caso de un amigo) gastar casi dos sueldos para verlos de re cerca. Faltan minutos pero uno ya sabe que BIEN VALIÓ LA PENA.

Las luces se apagan, la gente se "enciende" y entonces, al ritmo de Sting in the Tail, la noche en La Paz se transforma, se vuelve música y todos somos notas: corcheas, semicorcheas, fusas y semifusas, riffs metálicos y sonetos románticos. Por hora y media fuimos una sola voz que coreaba y saltaba y lloraba y aún fuimos más porque este no era un concierto de cualquier grupito de cuarta que nació ayer y murió hoy (como tantos de "moda"), sino era Scorpions... que hizo vibrar a mi padre, a mis tíos, a mis amigos, a mis sobrinos. Música JAMÁS encapsulada en la moda sino... PERENNE EN EL TIEMPO: atemporal, eterna...

Si .... eterna! en: el palpitar del corazón al ritmo de The Zoo, en el salado sabor de las lágrimas en Wind of Change, en un casi ataque al corazón en Blackout, en el suspiro más profundo en Holiday y la incredulidad total en el Kottac Attack, en la declaración formal de un amor incondicional a la ciudad mas rockera de Bolivia al ritmo de Big City Nights y un juramento: seguiremos rockeando, ahí estaremos pese a todo ... "rocking like a hurricane".

Still loving you a capela por Klaus(escupiendo los pulmones por los 3600 metros de altura)cierra una noche mágica de muy buena música y momentos imborrables.

Por decisión unánime nos vamos de boliche a celebrar como se debe la respuesta que tuvo el público boliviano hacia conciertos de música de verdad. Mientras nos dejamos llevar por la ola de fans que salen del Stadium escuchamos comentarios sobre los posibles grupos a llegar el 2011:

- Dicen que ahora si llega Iron Maiden - comenta una chica de negro y piercing en la ceja
- Dicen que llega Europe - responde un chiquillo de unos 16 años
- Lo seguro es que Twisted en diciembre no me lo pierdo - me dice mi hermano.

Sonrio y parafraseando uno de los temas del concierto de Scorpions le digo a mi hermano que ahora, en este momento, es hora de demostrarle al mundo entero que si bien somos un país tercermundista... tenemos cultura musical.

- Brother... the best is yet to come.

6 comentarios:

Beto// dijo...

Muy buena la cronología, yo estuve en la platea alta de la cruva sur y también la pasé genial, el sonido era excelente
Saludos!

Vania B. dijo...

Un concierto increible. Yo no soy rockera, pero fui con mis enanos que se sebían la mayoría de las canciones y sobretodo el Rodri se reventó como pipoca, ni qué decir mimarido emocionado hasta la médula.

Increibles músicos, ni la edad ni la altura pudieron con ellos.

Abrazos hasta Cocha!!!

David Lepe dijo...

Cuando vi las fotos en internet, me recordé de tí.
Gracias por compartirlo. Fantástica historia.

Lucybel dijo...

Beto:

Es cierto el sonido estuvo fenomenal! espero que Twisted esté igual o mejor (aunque no me imagino mejor).

Fue definitivamente uno de los mejores conciertos de mi vida.

Saludos!

Lucybel dijo...

Vania:

Que bueno que tus hijitos la pasaran tan bien y bueno, Scorpions da como para que una buena cantidad de gente guste de su musica, es bastante digerible y definitivamente bella.

Entiendo a tu esposo, yo winds of change me la pasé en un solo lagrimón.

Saludos!

Lucybel dijo...

David:

ESTUVO GENIAL!!!!!!

En Bolivia no tenemos al seguidilla de conciertos de rock que existe en Guatemala, presumo que por eso eventos como este son vividos con mayor intensidad.

Scorpions estuvo increible!!!!

Saludos!