11 julio 2008

Angel rockero con el arcoiris en el cabello

Esta semana estuvo tan llena de malos momentos que se me hacen eternas las horas para que termine.

Tuve a una vieja conocida mía rondando por estos lares y, aunque es una tipa de buen gusto para vestir (negro de pies a cabeza), aunque le trae la paz a muchos, aunque es hiper gótica y eso me encanta no deja de darme cierto repelus su presencia.

El martes de esta semana, muy en la madrugada ella se presentó en casa de mi amiga Andreina y ticket en mano la invitó a un concierto sin fin. No le importó el que Andreina tuviera llagas en la espalda, que casi no tuviera ya cabellos y que la dentadura se le hubiera reducido a 2 dientes, no le importó tampoco que desde hacía como 3 años su estomago hubiera dejado de funcionar, que su esófago fuera un nudo por el que ya nada pasara (ni el agua), no le importó que tuviera solo 26 años ni que cuando Andreina se miraba al espejo se viera "robusta" cuando en realidad pudiera contársele las costillas.

Esta gótica señorita se llevó a Andreina a un lugar donde no tenga que matarse de hambre para entrar en el "canon" establecido, donde nadie trate de "cambiarle" los gustos (ya deja tu rock es depresivo, ya deja esa ropa es de locos, ya deja de pintarte asi es de putas), donde pueda ser ella, la "ella" que yo conocí hace apenas 7 años, la chica de las greñas a colores y los 75 kilos en sus 1.65 de estatura (pero, kilitos en los lugares exáctos , como decía ella).

Conociendola como la conocí (como quiero recordarla y no como aquella Andreina que ví hace un mes) sé que debe estar muy feliz intercambiando cds con la gótica chica que la invitó al concierto sin fin.

Ya nunca sabré que fué lo que ocasionó que ella tomara las decisiones que tomó (el no querer comer, el tratar de ser otro tipo de chica). Solo sé que no era feliz pues una vez que nos vimos (no hace ni un año) me lo dijo y que ansiaba con todas sus fuerzas dormir para siempre para: "volver a empezar y ser aquella chica que veía conciertos de rock contigo Lucybel en la sala de mi casa, imitando a los cantantes, comiendo papitas fritas y gaseosa. Pero más que nada volver a ser la chica aquella que se quería a si misma".

Andreina (aunque este no es tu nombre pero era el que más te gustaba):

"Reservarás un lugar en la gloria para mi
Un lugar en el que quepamos los dos
Me esperarás con diez Evas
Con manzanas en la boca
Bailado el hula-hula en mi honor"

Para ella va este tema que sé le hubiera encantado:



Lucybel. (en franca lucha contra la gente que intenta encasillar a todos en una sola talla, provocando largos sufrimientos y muertes prematuras)

6 comentarios:

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Me dejaste fría. A veces uno piensa que la anorexia, bulimia y ramas afines son cosas de las revistas y de la "farándua" cuando puede estar tan cerca, tan cerca como la muerte.

La Maldad dijo...

Es triste que apreciemos la vida solo en presencia de tu gótica amiga.

Es triste que queramos VIVIR cuando nos pasamos la vida copiando esquemas, pensamientos, estándares y looks ajenos.

Creo que la muerte de de alguien querido nos tiene que mover a reflexionar sobre lo que hacemos con nuestras vidas. Cuantas veces hemos pensado en la juventud del difunto, en sus logros, en sus frustraciones, mientras muchos de los que vagan por la calle viven muertos su miserable existencia.

"Todos nacemos originales, pero morimos copias"

Excelente entrada, Lucybel, te superaste.

Abraxos

Lucybel dijo...

Asi es, sin embargo más que cuestión de gente de la farándula es cosa de chic@s desubicados.
En el caso de mi amiga aun no se muy bien que fué lo que pasó.
Sé que existía presión por muchos lados (su mamá debe ser la señora con el mejor físico jamás visto, ni en chiquillas), sé que tenía mucha reta por su forma de vestir y su forma de actuar y que vivía medio bajo la sombra de la popularidad de sus primas.
OK, esto le pasa a muchas y muchos, lo sé. Presumo que, o era algo muy fuera de lo normal o... era ella muy vulnerable o una mezcla de ambas cosas.
Como sea, mucho no dejaron que la ayudaramos y al final ella tampoco quería más ayuda.
Muchos besos querida amiga.

Azael dijo...

huy Lucybel, ahora me llegaste al tuétano. creo q no puedo decir nada que se compare con lo que refleja este post. sabes que tiene un aire de guión de película... no sé, es como q llega donde debe, cumple la meta de dar un mensaje. comprendido flotando para siempre en mi cabeza. no me lo voy a sacar, quiero tangibilizarlo aún más... quiero ver una producción donde está plasmada una historia...

me quede en olvido, pero me encamino, cuando llego a mis cabales de ser el ángel, y el rock, voy destilando arcos en tu iris, nubes en esa pupila dilatada que quiere que abras los ojos y no mojes las mejillas ni claves esas alas...

todo mi respeto ... y mi afecto hecho un texto

Lucybel dijo...

Maldad:
Toda la razón del mundo, parece que es condición humana el valorar las cosas SOLO cuando algo "nos golpea". No aprendemos de a buenas verdad?.
Aunque cueste un tanto aprender es bueno saber que NUNCA ES TARDE para hacerlo, que cada minuto que pasa es una oportunidad para rehacerlo todo y volver a empezar (no recuerdo donde escuché esto).
Aun me cuesta escribir por la bronca que me embarga. Bronca porque AUN el ser UNO mismo es poco aceptado y algunos NECESITAN esa aceptación (especialmente de la gente que más quieren).

Lucybel dijo...

Azael:
TU me dejaste sin palabras.
Muy bello lo que escribiste y mil gracias por las palabras.
Saludos Lucybelescos